Ya sabemos que en las grandes ciudades el espacio es lo más costoso. La densidad en los grandes centros urbanos hace que esos espacios sean reducidos en todas las actividades, especialmente en la vivienda o en los sitios transitorios de pernocta, en los hoteles.

Hace algunos años estuvimos atentos del singular hotel 9h Nine Hours en la ciudad de Kioto. Una nueva cápsula con un espacio vital mínimo y con mucho lujo. Las cápsulas, la gráfica y todos los servicios en este proyecto fueron diseñados por Fumie Shibata del Estudio de Diseño S, una pequeña oficina de diseño en Japón fundada en 1994. Shibata y su grupo definieron para el proyecto los elementos necesarios para lo que llamaron “espacio de tránsito mínimo”, en las grandes ciudades de Japón.

El primer hotel se inauguró en diciembre de 2009  Shimogyo-ku, Kioto, y comenzó con 125 cápsulas, además de vestuarios, duchas y un salón, hoy cuenta con 660 unidades de 1x2x1.

El diseño de los elementos visuales, basados en íconos, busca la eficiencia nos conecta directamente con la comunicación visual en interfaces gráficas de productos. Es como caminar dentro de algún productos de línea blanca, como recorrer los espacios funcionales de una lavadora o de un horno microondas.

Todos los suplementos necesarios para hospedarse una noche.

Integración de la marca con los espacios interiores.

De aquí sale el nombre: 1 hora para ducharse + 7 horas para dormir + 1 hora para arreglarse.

En el 9h Nine Hours Hotel, hombres y mujeres van a lugares diferentes, la idea de lo privado, como en un baño.

En las cabinas diseñadas para el hotel en Kioto,

Actualmente, la gente de 9h Nine Hours promueve el hotel en los espacios del Aeropuerto Internacional de Narita en Japón, preparando la inauguración en julio de 2014 del nuevo 9h, muy próximo al aeropuerto y que contará con 129 cápsulas para dormir.

Las nuevas cápsulas del 9h.

Promoción interactiva en el Aeropuerto Internacional de Narita en Tokio [foto: spoon-tamago]

No es la primera vez que se utiliza el concepto de cápsula en el proyecto de un lugar para dormir. Desde hace mucho tiempo es aplicado en naves espaciales, aviones o embarcaciones y, por supuesto, en muchas de las historias de ficción que conocemos. El primer hotel cápsula fue construido en la ciudad de Osaka, a final de los setenta, un proyecto del reconocido arquitecto japonés Kisho Kurokawa.

En 2009, en Inglaterra,  apareció también una propuesta similar, pero de unidades individuales. El SleepBox, un proyecto desarrollado por la firma de diseño rusa Arch Group, también pensada como una “cabina para dormir” y ser ubicada en estaciones de tren, aeropuertos o centros de compras.

…………………………………………………

Información

9 h Nine Hour
www.ninehours.co.jp

Design Studio S | Fumie Shibata
www.design-ss.com