AUP_corvalan_01

Calamares: modelos de luminarias pensadas para ser utilizadas sobre una mesa de luz, pero también se pueden ubicar en rincones del hogar que simplemente necesiten más iluminación. Cuerpos impresos en 3D, patas de madera y pieza superior traslúcida. El Modelo BC de la izquierda es compatible con focos bajo consumo y LED pequeños. El Modelo DL de la derecha funciona con lámpara dicroica LED

Todas los esfuerzos para promover e implementar el reciclaje y la re-utilización de materiales en la cultura, serán pocos para dar cuenta del impacto en el ambiente de la fabricación y consumo de productos. Un tema donde aparecen poderosas verdades, especialmente cuando se hace un análisis crítico del impacto en la huella de carbón de cada material y proceso que utilizamos. Al mismo tiempo, el diseño tiene un rol fundamental en esta implementación. Como en las joyas hechas con residuos, de la diseñadora carioca Mana Bernardes o en las patinetas fabricadas con cuñetes plásticos de pintura, del artista neoyorquino Mac Premo, nos interesa conocer proyectos donde la información de componentes ya fabricados no aparezcan en la creación de nuevos objetos. En muchos productos estos detalles que se descuidan en el diseño y solamente comunican que la basura se está moviendo de lugar.

En 2015 publicamos una entrevista con el diseñador industrial argentino Patricio Corvalan, sobre su trabajo de Tesis en el Master de Diseño de Productos de “Desechos como Partes: Reevaluación de valor de residuos para un futuro sostenible” (Waste as Parts: Reassessing waste value for a sustainable future)  la Escuela de Diseño del Rochester Institute of TechnologyRIT, en Estados Unidos.

Patricio volvió a la Argentina a finales de ese mismo año para establecerse en la ciudad de Tucumán, una provincia al noroeste de ese país. Traía consigo las ideas sobre Upcycling y Repurposing de materiales, donde se reutilizan partes de descarte o piezas encontradas y se diseña a partir de las dimensiones y formas de estos componentes. “Cuando llegué a Argentina estuve trabajando en docencia y en paralelo, como diseñador industrial en un estudio de aquí de Tucumán. Al mismo tiempo estaba juntando dinero para comprar una impresora 3D y poder seguir experimentando con estos objetos”, nos comenta Patricio, cuando quisimos saber sobre este nuevo proyecto en el que está metido.

Se trata de los objetos AUP – Adoptá Un Producto, un emprendimiento que surge desde el diseño de objetos, principalmente para el paisaje del hogar, y que combina procesos de reciclaje y tecnología de impresión 3D.

¿Cómo aparecen los objetos AUP?

Desde Estados Unidos traigo una suerte de adicción al Creamer que son estas cremas, a veces líquidas y otras en polvo, que se le agregan al café y suelen darle toques de otros sabores, como avellana que es mi favorito. Estos contenedores de HDPE (High Density Polyethylene) en los que vienen las cremas difuminan muy bien la luz cuando se pone un foco en su interior, similar a las planchas de Polipropileno, muy utilizadas en el mercado de las luminarias.

Y así fue como empecé a juntar de estos contenedores mucho antes de tener la impresora y son una parte fundamental en la luminaria. Las piezas que se diseñan como soporte deben responder morfológicamente a estas pre-formas que dan origen al diseño.

AUP_corvalan_02

¿En que momento aparece la impresión 3D como proceso de fabricación para los objetos?

Como ‘tercerizar’ impresiones 3D tiene un costo importante, empecé a bocetear ideas y hacer modelos digitales para poder imprimirlos y probarlos una vez que tuviera en mis manos la impresora.

Una vez con la impresora en mi estudio, comenzó una suerte de múltiples pruebas, no sólo de encastres sino de correcciones constantes en la geometría de las piezas, para que la impresión demore menos y también para que imprima menos soporte. El soporte es el plástico que se imprime para sostener partes que están elevadas de la plataforma de impresión. Reducirlo al mínimo significa utilizar menos material, tiempo y por ende, energía.

AUP_corvalan_03

¿Cómo estás trabajando la comercialización de las piezas?

Tomando como ejemplo las luminarias de AUP, éstas se envían desarmadas, para reducir el tamaño del empaque y las acompaña una hoja sencilla con instrucciones impresas en papel. Tienen tan pocas piezas que es muy fácil montarlas.

AUP_corvalan_04

AUP_corvalan_05

AUP_corvalan_06

¿Cómo el proyecto resuelve los problemas del servicio a los clientes?

Para el servicio pos-venta me inspiré un poco en una experiencia que mi madre tuvo con una costosa lámpara “de diseño”, en la que una pieza metálica muy importante, probablemente fabricada en fundición, se rompió y quedó la rosca de una varilla metida de una forma imposible de extraer. La única solución era pedirle a un herrero que saque la varilla y realice una nueva o directamente improvisar una pieza similar, a su criterio. Para responder a este tipo de situaciones y evitar que la persona poseedora del producto deba pasar por esta búsqueda de soluciones, la marca AUP adopta una postura de reemplazo de las piezas que pudieran dañarse en el producto. El cliente sólo debe mandar la pieza dañada y se le envía una nueva, a modo de extender la vida de los productos.

Esta suerte de “cuidado o protección” del producto por parte del cliente y de la empresa es lo que dispara el nombre AUP – Adoptá Un Producto.

AUP_corvalan_07

Porta lápices que utiliza uniones de PVC sobrantes de una instalación eléctrica, más una pieza complementaria impresa en 3D.

AUP_corvalan_08

Soporte para papel higiénico, aún en proceso de desarrollo.

Los objetos diseñados por Patricio Corvalan con el sello AUP – Adoptá Un Producto se venden por el momento únicamente en Tucumán. Un emprendimiento de bajo costo que rápidamente podrá poner envíos en otras regiones del país.  En las imágenes aparecen algunos de los productos que ya se están comercializando. Otros están el proceso de desarrollo, como ganchos auxiliares de cocina que no requieren perforar ni adherirse a la pared, todas con el mismo espíritu de fabricación con materiales re-usados y accesorios impresas en 3D. Un proceso sencillo y modesto donde los objetos se van resolviendo en la medida que surgen nuevas ideas.

Para Patricio, “hacer esta operación de diseño y emprendimiento inicialmente en un pequeño mercado y utilizando tecnologías flexibles de fabricación, me permiten tener una retro-alimentación con los usuarios, en la que ellos muestran dónde se dañó cada parte, para re-diseñar las piezas y volverlas más resistente en esos puntos”.

Ya sabremos en algún tiempo hasta donde puede llegar esta experiencia que se encuentra en su etapa inicial. Estamos seguros que buenas cosas se avecinan.

AUP – Adoptá un Producto se presenta como “una marca que diseña y crea productos los cuales en su conformación incluyen piezas de descarte o en desuso. Cada producto posee al menos una pieza de estas características. En AUP, rescatamos elementos de descarte o en desuso, desviamos su trayectoria hacia los grandes basureros y volvemos a traerlos al hogar, pero con un nuevo propósito. Mas allá del criterio con el que estos objetos son pensados, el compromiso de AUP con sus clientes es ofrecer cualquier pieza de repuesto en caso de rotura, de esta forma extendemos la vida de nuestros objetos y al mismo tiempo evitamos que el cliente tenga que salir a comprar un producto nuevo. La única condición es que la persona poseedora del producto que haya sufrido la rotura debe enviar la pieza rota, y una nueva le será reintegrada para que pueda sustituirla”.

…………………………………………………

Información

AUP – Adoptá un Producto | Patricio Corvalan
www.facebook.com/pg/ensamblatusproductos | mail adoptaunproducto@gmail.com

Patricio Corvalan
www.coroflot.com/trilheptal