Millones de personas alrededor del mundo lo hacen, pero manejar un vehículo con algunos tragos encima es definitivamente un peligro. El alcohol afecta de tal manera que modifica la capacidad de juicio, la percepción de la distancia entre objetos y las habilidades motoras necesarias para conducir con seguridad. Es fácil pensar que estás conduciendo normalmente cuando realmente no lo estás. Dirigir en estado de ebriedad teniendo alcoholímetros portátiles asequibles, ya no tiene sentido.

El BAC (Blood Alcohol Concentration), que indica el porcentaje de alcohol en la sangre, es el valor utilizado para determinar si alguien tendrá problemas con la ley. En US el límite legal para conducir es un BAC de 0.10% en algunos estados y 0.08% en otros, antes de entrar en un proceso con cargos por DUI (Driving Under the Influence), sin nombrar las terribles consecuencias si hubiese un accidente por esta causa.

Breeze es un proyecto de la firma Breathometer, una empresa que desarrolla tecnologías para el análisis de la exhalación y desarrollado por la oficina de diseño NewDealDesign en San Francisco, quienes han diseñado productos como el popular dispositivo para medir la actividad física Fitbit Force, el silbato para mascotas Whistle GPS Pet Tracker y el concepto de teléfono modular para Google el proyecto Ara.

Este pequeño objeto está diseñado como para llevar en el llavero, pesa solamente 30 gramos y permite comprobar el contenido de alcohol en la sangre en pocos segundos, con una aplicación en el teléfono celular. La persona sopla por la boquilla y un sensor de respiración con una celda de carga electro-química, una tecnología llamada Fluid Dynamics, lee y envía los valores del nivel de alcohol en la sangre al teléfono. El dispositivo se conecta vía Bluetooth a portátiles con sistemas Android o iOS. La aplicación propone algunas soluciones para evitar conducir cuando el BAC excede el nivel permitido: se puede llamar un Uber, un taxi local, algún amigo y hasta encontrar algún hotel cercano. También, tiene una función que calcula a qué hora estarás totalmente sobrio.

Breeze-Breathometer-02

El emprendedor Charles Michael Yim, fundador de la empresa Breathometer, montó en 2013 una exitosa campaña de busca de financiamiento en Indiegogo, posicionando este objeto como el primer detector de alcoholemia conectado a un teléfono inteligente. Aunque hay otros productos en el mercado con el mismo propósito, Breeze obtuvo una mención honorable en los premios Red Dot Design Awards 2015.

Breeze-Breathometer-03 Breeze-Breathometer-04

Todavía quedan algunas preguntas abiertas como la eficiencia de estos productos que utilizan aplicaciones en el teléfono, pero que en este caso ayudan en la toma de decisión individual sobre consecuencias que afectan el colectivo. Probablemente cuando Breeze deje de ser un gadget de $100 y la tecnología sea obligatoria en este asunto de seguridad y salud pública, veremos menos accidentes de tránsito por causas del consumo de alcohol.

Para los diseñadores es un reto pensar en productos que simplemente ‘encapsulen’ una tecnología, especialmente cuando se utiliza una operación que cada día es más frecuente como salida de diseño: un objeto y una aplicación digital.

Hasta que podamos tener en las manos productos que utilicen nano tecnología, aplicaciones del futuro que vienen rodando desde finales de la década de los ochenta, tendremos que utilizar estas tecnologías intermedias, analógicas, de monitores orales.

…………………………………………………

Información

NewDealDesign LLC
www.newdealdesign.com

Breathometer
www.breathometer.com