El mobiliario será siempre un buen ejemplo de diseño industrial, aunque no es el único campo que aborda esta disciplina. Este ejemplo nos conecta con algunos temas que son de nuestro total interés.

La mesa pleglable BAMBI, de la joven diseñadora industrial escandinava Caroline Olsson,  es una pieza sencilla de mobiliario que permite ajustar sus patas para obtener dos posiciones, sin el uso de complicados y costosos sistemas telescópicos de ajuste.

La BAMBI fue diseñada en 2011 y lanzada en el mes de septiembre pasado en el conocido The London Design Festival, en el stand de 100% Design Norway.

Se trata de proyectos de diseñadores emergentes que participan en eventos internacionales mostrando su producción y que tienen un respaldo del Estado en la promoción y soporte de esas acciones. Aquí, no se trata de galerías privadas comercializando productos, sino de  un programa Estatal de apoyo y reconocimiento de la actividad del diseño industrial y del desarrollo de productos.

Por supuesto, el diseño de los detalles de esta mesa, especialmente la parte inferior de las patas cuando están dobladas resultan en totalmente planas permite un encuentro honesto con el piso visual y físicamente. Se trata de un prototipo, pero podemos ver un descuido en la conexión de las patas con la parte inferior del tope.

La medida de la complejidad de los proyectos está en la sumatoria de variables que hacen posible un exitoso ciclo de vida. Todos los productos, desde un simple cenicero hasta el transbordado espacial, tienen una historia conectada con el diseño, con el proyecto. Este es el tema que nos interesa conocer desde este espacio.

…………………………………………………
Información:

Caroline Olsson