classon_helmet_01

No hay recetas para resolver los problemas que han surgido en el asunto de la movilidad urbana, aunque ya hay mucha experiencia acumulada. Las soluciones para la ciudad que incluyen el uso de la bicicleta como medio de transporte van desde las campañas de motivación para que la gente deje el carro y finalmente comience a pedalear, hasta la difícil tarea de insertar ciclovías en ciudades diseñadas y construidas para el uso del vehículo automotor.

Lo cierto es que la bicicleta todavía está tratando de ganar su espacio dentro del tejido de la ciudad. Hasta que esto no ocurra de manera definitiva, el carro seguirá siendo la gran amenaza para quien decida moverse diariamente en bicicleta para ir al trabajo.

Por supuesto que las ciclovías completamente seguras son la solución final, pero nuestros buenos amigos de Brooklyness decidieron incluir tecnología en el equipo personal de protección y diseñar Classon: un casco inteligente que informa a otros ciclistas y a los conductores de vehículos sobre las acciones de los ciclistas en la vía.

“Muchas personas andan en bicicleta de vez en cuando, pero muy pocos lo hacen diariamente por razones de seguridad”, comenta el diseñador argentino Manuel Saez, Director de Brooklyness, quienes acaban de lanzar una campaña de fondeo en Kickstarter para la producción de Classon. Las preocupaciones por la movilidad urbana mantienen ocupado a Manuel Saez, a quien conocimos hace algunos años aquí en Brooklyn cuando estaban desarrollando la bicicleta eléctrica y plegable CMYK 2.0 (CMYK Folding Electric Bike), que ya va por su versión 4.0. “Queríamos crear un casco que le diera a los ciclistas la posibilidad de moverse en bicicleta sin preocuparse constantemente por ser chocado por detrás. Creemos que Classon va a animar a la gente a andar en bicicleta más a menudo”.

Classon está equipado con cámaras adelante y atrás que sirven para un doble propósito mientras se maneja. Las cámaras, en una exploración continua del entorno, hacen un reconocimiento de vehículos o camiones que se aproximan. Un algoritmo interpreta la información para que el usuario sepa cuando algo se acerca por detrás. Algunas tecnologías utilizan el sonido como señal, Classon utiliza una serie de LED’s montados bajo la visera que parpadean para indicar el tráfico, especialmente en los ‘puntos ciegos’. Los sensores de reconocimiento de gestos activan las luces en el casco, por lo que no hay que aprender nuevos códigos y el manejo se hace de manera intuitiva.

Las cámaras incorporadas pueden ayudar a grabar fácilmente, trasmitir en vivo y compartir los videos en las redes sociales. Hasta seis horas de video de alta definición se pueden grabar y guardar en la memoria interna de 4 GB de Classon. Con una aplicación digital por suscripción, los usuarios pueden editar y compartir videos, al mismo tiempo que tener acceso a estadísticas de desempeño o ayuda de navegación con GPS.

En la superficie del casco aparece un agujero circular de buen tamaño y de cada lado, que sirve para poner el candado y asegurar el casco cuando se estaciona la bicicleta en la ciudad.

classon_helmet_02 classon_helmet_03 classon_helmet_03a classon_helmet_04 classon_helmet_06 classon_helmet_07 classon_helmet_08

El casco Classon, que será producido en 5 colores y con ajuste para varios tamaños, está en Kickstarter.

…………………………………………………

Información

Brooklyn’s, Inc.
www.brooklyness.com