En estos días nos tropezamos en la calle con un contenedor de basura, un aparato que sobrepasa las dimensiones y presencia tradicional de una papelera. Se trata de un compactador de basura que funciona con energía solar. El Compactador BigBelly Solar y los recipientes de reciclaje están ganando popularidad rápidamente en todo el país. En el pequeño pueblo de Newport, estado de Rhode Island al norte de USA, una zona turística con larga tradición en la construcción y uso de embarcaciones, las autoridades decidieron el año pasado colocar papeleras ‘compactadoras’ como parte del mobiliario urbano que tiene la zona.

Cientos de dispositivos BigBelly se han instalado en varias ciudades. Además de la posible eficiencia como producto en la cadena de sustentabilidad en los centros urbanos, al menos estos aparatos han servido para propósitos municipales, fines políticos, anunciar que la ciudad o el pueblo pertenece a una comunidad verde.

Familia de Compactadoras BigBelly Solar. Clasificación de desechos.

Este compactador es exclusivo para contenedores de reciclaje tradicionales, de recipientes para la basura. El dispositivo recibe de 4 a 5 veces el volumen de basura de un contenedor tradicional. La reducción de los costos asociados en la recolección de basura, especailmente en la movilización de vehículos es hasta de un 80%. Receptáculos de basura accionados por celdas solares proporcionan ahorros importantes en los costos de la recolección. Igualmente, el “uso de una pequeña batería permite acumular energía durante todo el día y mientras no esté en uso“.

Detalles del dispositivo. Celda solar en la parte superior cubierta con material resistente a la lluvia

El aparato, que puede ser colocado casi en cualquier lugar, tiene un sensor que bloquea el sistema cuando el recipiente está lleno y activa el mecanismo de compactación. Así mismo, una señal se produce para notificar que la unidad es†á lista para ser recogida. Este costoso y robusto compactador está diseñado para todos los climas. Según el proveedor cada unidad cuesta alrededor de $3.500. En algunas ciudad como Filadelfia ya hay resultados tangibles del ahorro en términos de disminución de personal, gastos de combustible y costos de mantenimiento.

Algunas unidades colocadas en la ciudad de Nueva York. Union Square.

La empresa BigBelly, con sede en la ciudad de Boston, comenzó con la fabricación de estos compactadores en 2004 y hoy ya tiene presencia en más de 30 países. El desarrollo del software de manejo, así como el sistema interno de control fueron diseñados por otras dos compañías que han estado trabajando en la aplicación y uso de celdas solares en mobiliario urbano.

Muchos servicios públicos como teléfonos de emergencia, semáforos, botones de alarma y otros tienen mucho tiempo utilizando energía solar para su funcionamiento. Esto aumenta la autonomía de los sistemas al mismo tiempo que reduce los costos de mantenimiento de una forma general. Todavía, el desarrollo de nuevas tecnologías en materia de energía solar están por venir. Pero sin duda el espacio urbano es el lugar propicio para la aplicación de estos sistemas, una vez que su eficiencia depende de la posibilidad real de su exposición a la luz solar.

Para el diseño este es un espacio de trabajo con muchas posibilidades. Es por esta razón que vemos, principalmente como conceptos, el desarrollo de nuevas ideas para el uso de la energía solar en el espacio urbano. Nos pareció interesante como los cientos de conceptos, en concursos de diseño, en espacios académicos e inclusive realizados por profesionales de mucho renombre, tienen un contraste importante en términos formales con esta simple ‘caja’ . Eso habla, por un lado de los proyectos que son efectivamente colocados eficientemente en el mercado, pero también del campo de trabajo aún inexplorado para la aplicación de estas tecnologías.

Solar Tree. Ross Lovegrove

Conceptos como este Solar Tree (Árbol Solar) del conocido diseñador británico Ross Lovegrove, fabricado por la empresa Artemide, en una instalación realizada para el Design Week 2012 en Londres, dejan ver las oportunidades que existen para el desarrollo de productos nuevos o reformados en las ciudades. Igualmente, aumenta la responsabilidad de los diseñadores en la creación de artefactos, en el aumento desmedido del parque de objetos, de productos. (vía Designboom)

…………………………….

Información:

BigBelly Solar
www.bigbellysolar.com