Desde hace algún tiempo, esta avenida que bordea la ciudad en la parte norte haciendo un límite urbano contra el cerro Ávila, es cerrada los domingos para el disfrute de todos los caraqueños. Por más 20 años esta ruta ha sido cerrada de 6:00 am a 1:00 pm.

Las dinámicas de entretenimiento ocurren sin mayor exigencia sobre un espacio de la ciudad construido y con otro propósito. De aquí que no hay infraestructura especial para ninguna de estas actividades. Lo que hay es un aprovechamiento natural del espacio público con actividades deportivas. También, un grupo de personas prestan servicios de agua y alimentación en una infraestructura totalmente efímera y a veces muy precaria.

En estas últimas dos actividades, el deporte en la ciudad y los servicios efímeros, hay mucho trabajo para los diseñadores industriales. Un trabajo conectado no tanto en el desarrollo de productos relacionados con el deporte, que ciertamente son un campo interesante de diseño, sino especialmente con proyectos que ayuden a pensar en la ciudad. Proyectos que permitan establecer una conexión entre ” la ciudad de piedra” y la “ciudad de las relaciones”.