Sin duda Dyson es una empresa que une como pocas la innovación, la tecnología y el diseño en cada uno de sus productos. La última muestra de ello es el Dyson Airblade Tap, un grifo que mediante sensores infrarrojos detecta dónde están situadas nuestras manos para expulsar agua cuando están situadas en su parte central y, cuando éstas están bajo sus apliques laterales, expulsa dos finas capas de aire que pueden secar nuestras manos en tan sólo 12 segundos.

Con ello se evita el uso de toallas de tela o papel, o los secadores de aire convencionales, además del hecho de gotear el lavabo o el suelo al ir a secarnos las manos mediante cualquiera de estas formas, ya que todo se realiza bajo el mismo producto, quedando ambas funcionalidades (lavado y secado) perfectamente integradas, algo que muchas veces no se consigue cuando se busca desarrollar productos que unan diversas funciones.

Todo ello gracias al último motor digital desarrollado por Dyson a lo largo de siete años y que es uno de los más pequeños totalmente integrados de 1600 W, siendo lo suficientemente potente par expulsar hasta 30 litros de aire por segundo a través de un filtro HEPA y constando sólo de tres piezas móviles, lo que evita anillos rozantes y escobillas de carbono que puedan desgastarse.

…………………………………………………

Información

Dyson Airblade Tap
www.dysonairblade.es