La alimentación fue y seguirá siendo, no solamente una necesidad básica de la sociedad y en el desarrollo de los países, sino también un espacio rico en oportunidades para el diseño. Un terreno complejo que implica sistemas de producción, modelos culturales, manejo de territorios y variables económicas. Ento es un proyecto que explora la posibilidad de la producción masiva de alimentos de fuentes no tradicionales y que en muchas regiones del mundo son todavía exquisiteces en la mesa: insectos.

Ento es un proyecto desarrollado por un equipo de diseñadores estudiantes del programa conjunto de posgraduación en Innovation Design Engineering MA/MSc en el Royal College of Art y el Imperial College London, en Londres, Julene Aguirre BielschowskyJacky Chung, Aran Dasan y Jon Fraser.

“Los insectos comestibles son una fuente sana, sabrosa y sostenible de la proteína. Pero, ¿cómo podríamos hacer de esto una realidad cotidiana?. Este proyecto es un mapa de ruta para la introducción de insectos comestibles en la dieta occidental. Creemos que este salto cultural se podría lograr a través de una secuencia de productos y servicios que puedan construir un alto nivel de aceptación. Los insectos ofrecen una solución a la acelerada demanda mundial de alimentos. Ocupan menos espacio y energéticamente más eficientes que la ganadería tradicional. También son ricos en proteínas, bajos en grasas y colesterol y ricos en nutrientes como ácidos grasos omega-3”.

El sistema de piezas de la marca Ento


Una propuesta de implementación en el tiempo

Gráfica y objetos impecables en la comunicación del proyecto

Julene Aguirre, una diseñadora mexicana que ha trabajado en productos que “permiten a las personas tener opciones con orientación social y ecológicamente sostenibles”, parte del equipo de diseño. Este proyecto en particular es, como lo comenta nuestro buen amigo el diseñador industrial mexicano Juan Carlos Ortiz, “importante por la pertinencia en el estudio de la necesidad y en su aplicación e implementación del del diseño”. Una concepto que indaga en los diferentes estadios del largo proceso de la producción de alimentos, desde la creación de platos (diseño de comida) hasta el diseño de instrumentos para comer en la casa.

Este grupo diseñó la marca Ento “para crear conciencia sobre los beneficios de los insectos comestibles. Ento ofrecerá una serie de alimentos y experiencias de alimentación que suavemente desafían un tabú cultural”. Así como muchas otras ideas que hoy son completamente absurdas o culturalmente imposibles de implementar de la noche a la mañana, este proyecto avisora que ” tal vez para el año 2020, los saltamontes frescos serán un evento común en el abasto más cercano”.

Hace algunos años tuvimos la oportunidad de participar en un proyecto académico llamado Entomologuía, desde Prodiseño – Escuela de comunicación Visual y Diseño en Caracas. Allí, de igual manera los insectos fueron el centro de la discusión. En esa oportunidad mirando la Entomología, la clasificación de especies, como espacio de oportunidades de diseño. Como la comunicación visual y el diseño podían generar sistemas que permitieran un incremento y eficiencia en la experiencia de reconocer y clasificar especies.

Trabajo de Grado en Prodiseño, Escuela de Comunicación Visual y Diseño, que aborda los sistemas para clasificación de insectos. Diseño para la ciencia. Autores: Gustavo Dao, Elisa Ferran y Kevin Vaisman.

…………………………….

Información:

Julene Aguirre Bielschowsky
www.julene.de

Ento The art of eating insects
www.eat-ento.co.uk

Case Study: Ento  Core77
www.core77.com