Como si se tratara de una boya, este concepto fue trasladado a un objeto mucho más cotidiano, más cercano. El Bouy Brush (pincel flotante) utiliza el mismo principio de flotabilidad utilizado en las balizas marítimas. Un proyecto presentado por el diseñador asiático Weijie Kong en los iF Design Award en la categoría de Design Concept. Este pincel flotador aprovecha el mismo líquido que se utiliza en su limpieza para mantenerlo en pie.

La sección abultada en el mango del pincel, seguramente con algún material en su interior de menor densidad que el agua, permite que flote de forma vertical, pudiendo ser reconocido por las diferencias de tamaño de los mangos. También, esa forma ayuda a mantener suspendidas las cerdas cuando el pincel se encuentra sobre una superficie.

La sorpresa que producen los fenómenos de la ciencia son una buena estrategia de diseño para comunicar contenidos complejos. Este ha sido el reto en todo el mundo de los Museos de Ciencia. Fantásticas instalaciones han sido diseñadas en estas instituciones para acercar al gran público a los fenómenos y principios de la física o de la química.

El semestre pasado tuve la oportunidad de trabajar con la diseñadora industrial y profesora Jeanne Pfordresher en uno de los Talleres de Diseño del 3er. año, de la carrera de diseño industrial en Pratt Institute. Para el Taller Product Design Studio IV preparamos un ejercicio con la intención de explorar ideas de diseño conectadas con temas de ciencia: Science & Design. El grupo de 14 alumnos debía desarrollar proyectos en tres direcciones básicas:
1. Productos para ‘mostrar ciencia’:
Objetos o artefactos que permitieran poner en evidencia principios fundamentales de la ciencia. Dispositivos como los que estamos acostumbrados a ver en Museos dedicados a estos temas.
2. Productos que ‘usan ciencia’:
De alguna manera todos los productos contienen algún principio científico. Esta categoría, si bien era muy amplia, permitía explorar y conocer algunos de estos principios para dar una respuesta de diseño en un producto cotidiano y donde el principio fuese su principal atractivo.
3. Productos que ‘miden ciencia’:
Aquí estábamos en presencia de artefactos que permitieran  hacer la medición de algún principio de la ciencia como el magnetismo o la gravedad.

“Un Juguete Flotante que divierte mientras se aprende. Los niños atrapan la idea de la flotabilidad con un vaso en la manos”

Los alumnos trabajaron con diferentes principios de ciencia y seleccionaron una de las tres direcciones propuestas Uno de los temas de física que surgió fue la Flotabilidad (Buoyancy): la capacidad que ostenta un cuerpo de mantenerse dentro de un fluido. Flotabilidad es un concepto relacionado con la densidad de los cuerpos: si el cuerpo es más denso que el líquido se hunde y si es menos denso flota. Un fenómeno conectado con el principio físico de Arquímedes.

El Buoyant Toy, un proyecto desarrollado por la alumna koreana Jessica Jungeun Shin, estuvo inspirado en las experiencias de flotabilidad con latas de CocaCola. La densidad del azúcar en el refresco regular hace que la lata se hunda, al contrario de lo que ocurre con la edición de dieta que no contiene azúcar.

Finalmente, la propuesta proponía una cápsula que, sumergida en un líquido y cargada de azúcar, pudiera flotar hasta la superficie una vez que la sacarosa se disolviera. Un producto para niños que permitiera endulzar una bebida e indicarla con una boya. Un pequeño contenedor, con perforaciones en la paredes y en forma de cohete, fue la propuesta formal para este concepto.

Ejercicios académicos con la conexión Ciencia – Diseño permiten acercar a los estudiantes de diseño a la difícil tarea de comunicar ‘contenidos duros’ para el público general, al mismo tiempo que ayudan a disminuir el exceso de propuestas basadas en meras ocurrencias.

…………………………………………………

Información

iF Design 
www.ifdesign.de

Pratt Institute Diseño Industrial
www.pratt.edu