sombreros_lockman_01

Hace algunos años tuvimos el privilegio de dictar una materia de Biónica y Estructuras Naturales en la Escuela de Diseño Industrial de la Universidad de los Andes en la ciudad de Mérida, al suroeste de Venezuela. Además del fértil intercambio con los docentes, fue con un fantástico grupo de estudiantes que tuvimos la oportunidad de recorrer y experimentar con los asuntos de la geometría y las soluciones, con el diseño en la naturaleza.

Allí conocí al diseñador industrial venezolano Lock Man Yee, graduado en 2007 en esa misma escuela. Con el ‘Chino’, un criollo descendiente de una familia asiática asentada en la región, hemos mantenido contacto desde entonces. En diferentes formatos, hemos participado juntos en proyectos y su trabajo ha estado presente en las iniciativas de promoción y divulgación del diseño venezolano que impulsamos desde este espacio, como la muestra NoMATERIA, más divulgación, menos átomos en 2011, un catálogo de proyectos y diseñadores criollos que luego se convirtió en una exposición en los espacios del Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz Diez en Caracas.

Lock Man comenzó a trabajar en el campo del diseño en 2003 mientras estudiaba, con la invitación que le hiciera el fallecido diseñador industrial Juan Diego Canelón para formar parte del ‘colectivo’ de diseño Zamuro. Desde entonces se ha mantenido activo, siempre con un ánimo de experimentación y actitud de riesgo frente a las iniciativas de emprendimiento. Esto quedó claro cuando en 2011, desde la experiencia del Taller UnOcho, un laboratorio de fabricación fundado tres años antes junto a Giovanni Ditillio, nos decía que “los proyectos aquí nacen con carácter, porque prácticamente hay que ‘parirlos’ y llevarlos de la mano como un hijo. Nosotros estamos enfocados en el taller como un laboratorio de diseño, por lo tanto cada objeto tiende a ser el resultado de un experimento con características propias”.

Desde el 2013, Lock Man ha estado colaborando en diferentes proyectos en Venezuela, como en los Morteros Piló con la gente de Identidad Diseño; piezas y accesorios para motocicletas y algunas otras piezas para inyección de plástico. Se mudó a Buenos Aires en 2015 y trabajó hasta este año en el estudio CohanDesignGroup, diseñando la línea de calefactores y calentadores de agua Smart Heat para la empresa Energy-Safe.

Muchas cosas han sucedido en Venezuela en esta última década y para algunos diseñadores venezolanos, la búsqueda de otras plazas de trabajo en el mundo parecen cercar los intereses del desarrollo profesional. Pero, como estar conectados en la Internet, decía un buen colega, poco importa si estamos en Buenos Aires o en la planta alta de la misma oficina, para inventar, compartir o diseñar, quisimos mostrar este singular trabajo que Lock Man ha desarrollado casi al descuido, en paralelo. Se trata de un objeto del diseño de sombreros, un área poco tradicional y lejos del mobiliario. Un producto para el cuerpo. Un objeto que forma parte de la indumentaria y diseñado desde el material.

¿Cómo empezó este experimento?

La verdad es que el tema de los sombreros comenzó a inicios del 2015, acababa de cerrar el taller de Un8 con una fuerte crisis de materia prima y tenía planes de irme a Argentina. En ese lapso ocioso, empecé a combatir la ansiedad con la idea de generar un compuesto laminar, que me permitiera conformar algunos objetos plegables y que no dependiera, ni de procesos de fabricación complejos ni de los proveedores tradicionales. Como me encantan los objetos plegables, la dinámica acá era sencillamente abrir una ventana a la experimentación mientras se iban dando las fechas. Inicialmente hice muchas pruebas, derritiendo plásticos sobre textiles, haciendo mezclas errantes de aglutinantes, resinas, etc.

sombreros_lockman_02 sombreros_lockman_03

Finalmente logré materializar un compuesto bien interesante, sencillo y que tenia memoria plástica y a la vez, permeabilidad. Para mi, venía a ser un “gran descubrimiento”, cuando realmente no lo es. Comencé a hacer pruebas, para buscarle aplicación a este nuevo “método” de fabricación y una de las ideas que vino a mi cabeza fue hacer boinas, por simple antojo. Le puse el nombre de FoldinJat a la carpeta donde guardaba los archivos digitales y los resultados de las pruebas.

Después de varias semanas, desarrollé un patrón de Boina “plegable y poligonal”. Honestamente sin ningún objetivo claro. Llegó la fecha y me fui a Argentina, donde probé los primeros meses con materiales disponibles allá. Realmente seguía antojado en hacer mis “objetos plegables”. Luego me enganché a trabajar en el estudio de Adrian Cohan y me olvidé de todo lo que venía haciendo. Sustituí la ansiedad con el trabajo del estudio.

sombreros_lockman_04 sombreros_lockman_04a

¿Cómo llega el sombrero a un concurso de diseño?

Me enteré del concurso de Diseño de Sombreros, organizado por Marcos Shayo, y pensé que era una oportunidad para impulsar las boinas que ya tenía hechas, pero el reglamento pedía que fuese un sombrero con Ala (mayor a 7 cms.). Así que tomé la experiencia de las boinas y desarrollé el sombrero cuadrado. Lo hacía en el tiempo libre y conseguí un material bien interesante en Buenos Aires, me olvidé de mi “material compuesto plegable”. La experiencia fue bien agradable, me saqué una Mención Especial, conocí a un montón de “sombrereros locos” y visitamos una fábrica de sombreros increíbles, de fieltro natural, donde literalmente entran conejos y castores secos y salen sombreros.

sombreros_lockman_04b sombreros_lockman_04c

¿Qué hacemos ahora con esos sombreros?

Para la siguiente edición del premio, la organización hizo una exposición y allí surgieron interesados en adquirir el sombrero cuadrado. Cómo básicamente es un patrón inspirado en origami, lo interesante es que podemos sustituir el material por otros laminares y así vamos generando más opciones al experimento. Actualmente, la diseñadora venezolana Stefanie Suarez (de la incubadora de objetos Gallina Ciega PLA! Objetos criados ), se está encargando de fabricar los sombreros en la ciudad de Buenos Aires. Stefanie está muy involucrada con el tema dela sustentabilidad y el diseño, está experimentando con materiales reciclados, compuestos de plásticos, etc. Así que ya somos dos jugando con FoldinJat.

La pequeña demanda que ha tenido y el interés de la gente, nos está haciendo darle un poco más de forma a este proyecto que realmente ha sido algo así como un experimento con suerte. Por ahora seguiremos probando materiales y divirtiéndonos un poco.

sombreros_lockman_05

¿Qué estás haciendo ahora?

Estoy aprovechando la flexibilidad  de mi vida en este momento y me voy a trabajar por un tiempo como Design Manager en Shenzhen, una ciudad cercana a Hong Kong en la China. A ver cuanto aguanto.

…………………………………………………

Información

Lock Man Yee 
www.coroflot.com/lockyee