future_house_barnes_01

Gran cantidad de piezas de mobiliario, quioscos y casas fueron fabricadas en poliéster reforzado con fibra de vidrio (fibre-reinforced plastic – FRP). Conocido como Fiberglass, se trata de un material compuesto y sintético desarrollado en 1930. Icónicas sillas diseñadas por Charles y Ray Eames a final de los cincuenta para Herman Miller o la legendaria Tulip Chair del diseñador industrial y arquitecto americano nacido en Finlandia Eero Saarinen en 1955 para Knoll, fueron fabricadas en fiberglass. El K67un quiosco diseñado en 1966 por el arquitecto y diseñador esloveno Saša J. Mächtig, también fue fabricado en fibra de vidrio.

En Venezuela, el proyecto de Casa Mara del arquitecto Jorge Castillo Blanco de 1974 utiliza este material como propuesta para viviendas. Luego en 1996, el campus de la Universidad Central de Venezuela, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, instala una serie de cabinas de vigilancia fabricadas en poliéster, hoy un material vetado en casi todo el mundo por sus efectos tóxicos durante los procesos de fabricación.

Nos interesa especialmente la conexión entre los materiales y los procesos de fabricación y las formas que representaron el futuro durante mucho tiempo. Hoy quisimos darle un espacio a este singular trabajo de recuperación y restauración de una importante pieza urbana fabricada en plástico reforzado con fibra de vidrio. Se trata del proyecto Moderno House, la unidad originalmente diseñada en 1968 por el arquitecto finlandés Matti Suuronen (1933 – 2013) que, cuidadosamente restaurada por el artista Craig Barnes en 2013, fue instalada en 2015 en los espacios del Central Saint Martins College of Art & Design en Londres.

De esta fantástica casa en forma de nave espacial se construyeron menos de 100 unidades a finales de los años sesenta y principios de los setenta. Actualmente quedan cerca de 60 en diferentes partes del mundo. La Futuro House fue una casa prefabricada de sección elíptica con proporción perfecta 2:1, base circular de 8 mts. de diámetro y 2 mts. de altura. La casa, diseñada inicialmente como refugio portátil para la práctica esquí sobre nieve, está hecha de 16 segmentos de fibra de vidrio que se atornillan por la parte interna. La forma distintiva de platillo volador y la entrada de escotilla de avión han hecho que las casas sean populares entre coleccionistas de todo el mundo. Con 20 ventanas ovaladas de plexiglás y como flotando sobre una estructura de metal, le dan un carácter futurista.

future_house_barnes_02

future_house_barnes_08

future_house_barnes_02a

future_house_barnes_03

future_house_barnes_04

Los ocho sillones plástico (chaises longues) sugieren un ambiente de salón.

future_house_barnes_05

Craig Barnes trajo esta ‘nave espacial’ desde Port Alfred en África de Sur, donde la había visto 30 años atrás durante un viaje con su familia. En unos de sus recientes viajes, Barnes vio la posibilidad de que la casa fuera totalmente destruida y convenció a su dueño de venderla.

future_house_barnes_06

Esta pieza moderna ha permanecido por dos años como plataforma para diferentes actividades en esta zona de Londres y para el profesor Jeremy Till, Director del Central Saint Martins College, la Futuro House es un “símbolo de optimismo y especulación”.

future_house_barnes_07

Pero este no ha sido el único esfuerzo de recuperar las piezas diseñadas por Matti Suuronen. En 2007, el Museo Boijmans Van Beuningen en Rotterdam adquirió una de estas casas móviles. El video muestra esta otra iniciativa que comenzó con la restauración de este prototipo de la Moderno House en 2009. La recuperación de estas piezas es importante y tienen que ser consideradas como un documento histórico. La investigación y la restauración fueron realizadas por la Dra. Lydia Beerkens, reconocida restauradora del arte moderno.

…………………………………………………

Información

Future House
www.futurohouse.co.uk

Craig Barnes
www.craigbarnes.co.uk

 

Referencias

Taller de Arquitectura | Universidad de Sevilla
Futuro House, Matti Suuronen, Finlandia,1968