hamaika_rollan01

Hamaika, el último proyecto del diseñador industrial vasco Unai Rollán, es una silla que intenta enseñar a los niños los principios básicos de la construcción de mobiliario. Como en el legendario proyecto Autoprogettazione creado por Enzo Mari en 1974, Rollán propone un sencillo manual de construcción para ensamblar la silla con la menor ayuda posible.

Hamaika requiere de un número mínimo de tornillos y muchas de las piezas se ensamblan directamente. El nombre Hamaika es una voz en Euskera, el idioma de los vascos, que significa 11 y hace referencia al número de piezas que la componen. Una simplificación en el diseño de mobiliario que resulta en un sistema de producción barato y eficiente. Las piezas, todas del mismo tamaño, se pueden obtener fácilmente cortando un único listón de madera de pino.

Unai Rollán es un diseñador de producto e ingeniero quien trabaja desde su taller en San Sebastián, diseñando y produciendo piezas de forma artesanal. “Transmitir la sensación de que formas parte del proceso, de que construyes algo con las manos” explica Unai Rollán sobre este proyecto de espíritu DIY. “Poder compartir esta experiencia y enseñar la lógica de la construcción a los más pequeños”. Hamaika es también una manera de introducir la importancia de un diseño menos ‘salvaje’, de la mano con las célebres frases de Enzo Mari, quien sostiene que el diseño es acerca de la forma , “la forma lo es todo”, y en las posturas más provocadoras que intentan liberar a los objetos del ruido de la decoración: “el diseño ha muerto”.

hamaika_rollan02

hamaika_rollan03

Las sillas, pintadas a mano, son producidas en los colores natural, verde y negro.

hamaika_rollan04

hamaika_rollan05

hamaika_rollan05a.

hamaika_rollan06

Empaque y contenido con un diseño sin pretensiones, directo.

hamaika_rollan07

hamaika_rollan08

Rollán desarrolló una banco de casi 1 metro de largo para la misma línea Hamaika.

hamaika_rollan09

…………………………………………………

Información

Unai Rollán 
www.unairollan.com