Manta5_HydrofoilAquabike_01

El trabajo en el diseño de productos para mantener la forma física y dispositivos para la práctica del deporte son terrenos fértiles. Las imágenes de personas sentadas sobre un aparato que flota en el agua, están entre los bucólicos barquitos de pedal y las motocicletas de agua (jet ski) que utilizan motores de combustión interna.

El empresario y emprendedor neozelandés Guy Howard-Willis y el diseñador de bicicletas Roland Alonzo, desde su taller en la pequeña ciudad de Cambridge en Nueva Zelanda, están tratando de re-definir el ciclismo en el agua con esta bicicleta eléctrica asistida, que funciona como un hidroplano y podría viajar con autonomía de una hora a través de lagos, ríos y océanos, alcanzando hasta 19 km por hora.  Se trata de la Hydrofoil Bike, un prototipo desarrollado por la empresa Manta5 en Nueva Zelanda, que ganó recientemente el oro en la categoría ‘Concepto’ en los  2017 New Zealand Best Design Awards.

Manta5 propone con este este artefacto algunas características para mejorar la experiencia del piloto como: capacidad de realizar lanzamientos sumergidos, un motor de 400 W para asistir al piloto, la sección del timón delantero de la bicicleta que facilita moverse en condiciones de mar agitado y un peso ultra liviano diseño de solamente 20 kilos, que permite a los ciclistas alcanzar velocidades más altas. El cuerpo de la bicicleta está fabricado en fibra de carbono y todas sus partes son modulares que facilita un fácil ensamblaje y transporte.

La idea nació en 2010 y la bicicleta estará disponible para pre-venta en Nueva Zelanda a finales de 2017 y principios de 2018, con entregas estimadas para finales de 2018. El producto estará disponible a nivel internacional. Está diseñado para que se vea como un producto deportivo competitivo e ir más allá de la simple compra con fines de esparcimiento.

Una vez más la gran industria del fitness y por supuesto el mundo de los deportes, son plataformas que sirven no solamente para el mejoramiento de las condiciones deportivas sino como áreas para probar nuevas tecnologías y nuevas experiencias de uso. La tecnología llegar hasta la gente en forma de productos y aquí los procesos de diseño reafirman su valor.

Manta5_HydrofoilAquabike_02

Manta5_HydrofoilAquabike_03

“El desarrollo de una bicicleta hidrofoil ha sido un viaje gratificante, pero extremadamente desafiante, que requiere capacidades altamente técnicas para superar los desafíos del diseño”, explica Guy Howard-Willis.

Manta5_HydrofoilAquabike_04

En el proyecto trabajaron alumnos de la University of Waikato en la isla norte de Nueva Zelanda.

…………………………………………………

Información

Manta5
www.manta5.com