La motocicleta J1 Johammer, diseñada y producida en Austria, es la primera moto eléctrica capaz de superar los 200 km/h, gracias a un innovador sistema de suministro energético. La primera serie de esta extraña máquina apareció a principios de año en el Linz Motorcycle Show y aparentemente comenzará a producirse muy pronto.

Los engranajes eléctricos y los controles están integrados en la rueda trasera. En el cuerpo central se encuentra un sistema de baterías desarrollado por la empresa. El cuadro y el cuerpo central es de aluminio y proporciona un espacio para alojar todo el sistema de suspensión y amortiguación, junto al paquete de baterías. En los retrovisores hay dos pantallas de alta resolución de 6cm. de diámetro, usadas como soporte digital de los datos de control: velocidad, carga, encendido, etc.

El J1 Johammer tiene dos conjuntos de reposapiés: uno en la parte trasera que proporciona una posición de conducción erguida bastante estándar, y otro conjunto más adelante para carretera (crucero). Los reposapiés no tienen controles de pie, frenos delanteros y traseros son operados desde el manubrio, muy parecidos a una configuración de scooter.

La forma de este vehículo parece la de una máquina retrofuturista. Una de las posturas de manejo recuerda a los motociclistas norteamericanos de los años cincuenta, conduciendo motos modificadas de cómodos asientos y grandes volantes llamadas choppers.

Al mismo tiempo, el tratamiento en las superficies y el diseño de componentes se alejan bastante de lo que conocemos en las formas de motocicletas de alta velocidad, aunque la precisión en los detalles mecánicos de las partes descubiertas lo confirman.

Las caras de formas conocidas animadas o la ‘rostrificación‘ a la que aluden Deleuze y Guattari, son inevitables en esta máquina. Rostros productos, sin la creación de personajes, que han sido muy bien explorados en el trabajo del diseñador colombiano Luis Angarita con sus Domestic Monsters.

Las referencias retro que podamos encontrar en la forma de este artefacto podrían estar todavía mucho más lejanas. Un vehículo al que estamos acostumbrado a leer como una estructura sobre dos ruedas y capaz de cargar una persona junto a toda la parafernalia técnica, se presenta ahora como pieza sólida sobre ruedas. Esa cáscara que cubre el cuerpo, inclusive parte de la rueda trasera, recuerda más a las armaduras medievales utilizadas en caballos o a los cobertores sobre elefantes en la India del siglo XII. Armaduras para la guerra.

Una armadura Italiana para caballo de siglo XV (Año 1450)

Evolución de las armaduras para elefantes utilizadas en las guerras de la India durante el periodo del Gran Mongol (1526-1858). Ilustraciones de Peter Dennis en el libro “War Elephants“, Osprey Publishing 2008.

Metáforas que, si no fueron  la que inspiraron la J1 Johammer, al menos podrían servir como excusa para apoyar cualquier esfuerzo del uso de energías alternativas a los combustibles fósiles en vehículos. Por el momento, una solución un poco cara en este producto para el entretenimiento.

…………………………………………………

Información

Johammer | J1 Electric Motorcycle
www.johammer.com