Hace unos meses el diseñador británico Jonathan Ive, vicepresidente ejecutivo de diseño de Apple Inc., evaluó en las propias instalaciones de Apple los diseños de fiambreras (portaviandas) enviados por tres niños al programa Blue Peter de la BBC, el programa infantil más longevo de la televisión. Aunque no hemos podido encontrar el vídeo subtitulado en español, una de las cosas más destacables es la breve explicación que realiza Jonathan Ive en los primeros minutos, cuando el entrevistador le pregunta cómo abordaría él este diseño de producto. A continuación les transcribimos su respuesta, en la que explica que lo primero sería no asumir que se trata de una caja:

“Si estuviéramos pensando en hacer una fiambrera (lunch box en inglés, que traducido literalmente sería caja para la comida) tendría cuidado de no tener la palabra caja (box) en su nombre, ya que te da muchas ideas demasiado específicas. Piensas en una caja como un cuadrado, un cubo, así que somos muy cuidadosos con las palabras que usamos porque luego pueden definir demasiado la ruta que seguirás en adelante”.

Quizás después de su explicación pueda resultar algo obvio y evidente pero, en muchas ocasiones, en las fases previas de diseño, en donde los diseñadores analizamos el mercado, buscamos referentes e intentamos descifrar las tendencias, podemos dejar de entrada, sin darnos cuenta, muchos elementos presupuestos a la hora de iniciar el desarrollo de nuevas propuestas, cuando no deberíamos.

Y es que sin duda, cada vez que abordamos un nuevo proyecto, este tipo de ideas preconcebidas inicialmente pueden resultar limitantes para nuestra creatividad y la búsqueda de nuevas soluciones más innovadoras, impidiéndonos romper paradigmas y ver las cosas desde otra perspectiva completamente diferente a la establecida hasta ese momento, y lo cual podemos conseguir gracias a unos puntos de partida diferentes.

…………………………………………………

Información

Wikipedia
Thinking Outside the Box