El kit DIY utiliza un sistema llamado Raspberry Pi basado en Linux, un pequeño ordenador plug-and-play de baja potencia, diseñado para dar a más personas en todo el mundo un más fácil y asequible acceso a las computadoras.

Los múltiples discursos del diseño parecen siempre caminar en paralelo. Pero solamente cuando las fuerzas que mueven al diseño, en cualquiera de sus incontables aristas, encuentran un espacio para convertirse en un norte, emergen con mucha fuerza como si comenzáramos de nuevo. La irrupción de los modelos que orientan el avance del diseño es definitivamente la combinación de recursos y esfuerzos que ocurren en un momento determinado para plantear un nuevo estado de cosas.

El éxito del Raspberry Pi, el minicomputador barato y para niños desarrollado en Gran Bretaña en 2006, inspiró a los autores de Kano para desarrollar una computadora de auto- ensamblaje, lanzada en la plataforma Kickstarter. Con el lema “una computadora que cualquiera puede hacer”, la gente de Kano ya recaudó cerca de 1.5 millones de dólares en una campaña de financiamiento que termina hoy mismo. Este proyecto cuenta con el apoyo de Steve Wozniak, cofundador de Apple .

En este video se explica en que consiste este nuevo acercamiento a los productos DIY (hágalo usted mismo). Un sistema que se arma como un LEGO® y “está basado en tres principios básicos: pasos sencillos, una historia (storytelling) y elementos físicos de computadoras. Todos integrados con un sentido de entretenimiento y exploración”.

El sistema Raspberry Pi se vende como componente por un precio alrededor de $30. El paquete viene con un teclado, algunos componentes físicos y un software que ayudará a los nuevos niños a participar en la creación de su computador.

Partes y componentes como en tradicional juego para armar.

Esa idea del diseño abierto y colaborativo está expresado muy bien en las palabras Alex Klein, uno de los fundadores de Kano: ” le podemos dar a la nueva generación la habilidad de crear con la tecnología, en lugar de únicamente consumirla”.

El teclado fue diseñado utilizando los principios de Design for Disassembly (DfD): ensamblar y desensamblar sin uso de pegamento para facilitar el reciclaje.

Kano pretende acercar a los niños no solamente a la construcción física de un computador, pero especialmente a las bases de la programación, al Código.

Este proyecto es definitivamente uno de los tantos ejemplos de como se generan propuestas desde el diseño que permitan el acceso, especialmente en el área de computación, a los códigos que hasta ahora son el dominio de iniciados y expertos. Dos cosas no llaman la atención en Kano. La primera se refiere a como el diseño apuesta a los nuevos modelos de diseño colaborativo y de alguna manera capitaliza las experiencias del “hágalo usted mismo” con sistemas de código abierto. Una clara expresión de lo que algunos han llamado en Open Design. El otro aspecto se refiere a la gestión del proyecto y vemos como esta iniciativa de gran aliento utiliza una plataforma de financiamiento que fue creada con el espíritu de crear nuevos canales de desarrollo y comercialización de productos para diseñadores emergentes. No solamente que salta las tradicionales relaciones cliente-diseñador, sino que rebasa los novedosos esquemas de financiamiento de proyectos donde el cliente ya no es un empresario sino un inversionista, en un modelo de inversión pública y colaborativa.

…………………………………………………

Información

KANO
www.kano.me