El diseñador y teórico del diseño de origen alemán Gui Bonsiepe escribió en 1992 un texto llamado 7 Columnas del Diseño, donde sintetiza algunos aspectos básicos del diseño con la idea de avanzar sobre una teoría del diseño. “El diseño se orienta hacia el futuro” aparece como parte de este ejercicio de síntesis, lo que deja claro el dominio del trabajo de los diseñadores en el tiempo, “esa porción de la línea temporal que todavía no ha sucedido”.

Un buen lugar para conocer la evolución y las intervenciones del diseño en la vida cotidiana es en la casa y particularmente en la cocina. En este Video aparecen segmentos de dos películas de los años 50. El primero, la cocina Frigidaire de General Motors, “Design for Dreaming“, una película promocional para el gran evento de presentación de conceptos e imágenes del futuro, Motorama, de 1956. El segundo es parte de la cobertura de la película Monsanto “La Casa del Futuro”, ubicada en Tomorrowland, la original Disneylandia en California. La “Casa del Futuro” fue un proyecto desarrollado en 1957 por la empresa norteamericana de biotecnología Monsanto, el MIT y la división de ingeniería de Walt Disney. Una casa construida en fibra de vidrio, donde aparece por primera vez el horno microondas como parte del paisaje de la cocina.

La cocinas que se presentan aquí apelan básicamente al uso del automatismo y los dispositivos de control, como estrategias de pre-visualización del futuro. En plena mitad del siglo XX, la tecnología continuaba siendo el principal ‘modificador’ de productos y por consecuencia de actividades.

A juzgar por lo que ocurre actualmente en todo el mundo, las respuestas sobre ese futuro posible, donde la tecnología crea el confort necesario para la vida cotidiana, han tomado al menos dos rumbos completamente distintos. En uno, los líderes del Diseño de Interacción y el Diseño de Experiencia apuestan a un mundo conectado. Hay razones para creer que ciertamente ese futuro ya está mas o menos claro, por lo que podemos leer en el documental de 18 minutos llamado Connecting, producido por la gente de Microsoft, Windows Phone Design Studio y diseñado por Bassett & Partners. En otro, con el retorno de las ‘experiencias analógicas’ en poderosa combinación con la ‘conciencia verde’, al mismo tiempo que se crean movimientos como el Slow Life, parece que el futuro está liberado completamente de la tecnología.

A Day Made of Glass… Made possible by Corning” es el segundo video de una Serie de la mega empresa del vidrio y la cerámica Corning donde presenta un futuro liderado por las superficies inteligentes.

Ese futuro de trasparencias, superficies mediatizadas, flujo continuo de conexión e información y actividades cotidianas completamente apoyadas por sistemas digitales son el escenario del trabajo de investigación de grandes empresas. Aquí Corning aprovecha esta corrida tecnológica para ofrecer el material que ellos producen: el vidrio. El diseñador e investigador Bret Victor llama a estas aproximaciones de interfaces Imágenes Bajo el Vidrio (Pictures Under Glass) “donde se sacrifica toda la riqueza táctil del trabajo con nuestras manos por una fachada visual y nostálgica”

Esta imagen del futuro, explotada y a juicio de algunos arruinada, la pudimos ver en la película Minority Report protagonizada por Tom Cruise en 2002. Una pieza producida por Steven Spielberg basada en un relato de novelista de ciencia ficción norteamericano Philip K. Dick de 1956, donde los robots y la tecnología se apoderan del mundo para crear relaciones de poder y control en la sociedad.

Esta otra cara de futuro cuestiona el exceso de tecnología en nuestras vidas y propone una sincera mirada sobre la vida cotidiana. Pensadores contemporáneos ligados al diseño, como el británico John Thackara (Las prácticas sociales son un regalo para la economía) y el italiano Ezio Manzini (La innovación social propone un nuevo territorio para el diseño) concuerdan en los cambios de la economía de las naciones provenientes de las transformaciones en los modos de producción, en el trabajo colectivo y en la participación individual.

En este proyecto, reseñado recientemente en este espacio como No-refrigeración: diseño y técnicas tradicionales para la conservación de los alimentos, la diseñadora coreana Jihyun Ryou asoma en 2009 la posibilidad de considerar y repensar la tecnología utilizada en la conservación de alimentos en el hogar y con esto una nueva aproximación en el diseño de electrodomésticos.

En esta otra propuesta, el proyecto Microbial Home, el equipo de Philips Design propone en 2011 una experiencia para la cocina basado en un ecosistema donde bacterias especializadas convierten el gas metano en energía. Un ‘biodigestor’ que centraliza las actividades en el hogar. Una solución de energía alternativa con estética SteamPunk.

Microbial Home, 2011. Philips Design

El recorrido de la tecnología, puesta a la disposición de la gente en forma de artefactos, describe los ciclos y evolución de las formas, el uso de los materiales y la experimentación en los procesos de producción, al mismo tiempo que se modifican las conductas y las relaciones entre personas y productos. Este segundo camino se sustenta en la creciente y probablemente nostálgica producción del objeto ‘hecho a mano’. Un retorno del craft, no solamente como objeto de consumo, sino como modelo de negocio para un importante número de diseñadores y empresas que encuentran en esta actividad una posibilidad de emprendimiento. En la gráfica y en la comunicación visual estos cambios son todavía mucho más evidentes y acelerados. Luego de muchos años de producción artesanal de piezas gráficas, con la introducción de la computadoras en los procesos de creación de mensajes visuales, el trabajo ‘vectorial’ produjo importantes y masivas piezas de comunicación. Hoy nuevamente la factura manual vuelve a tomar valor.

En estos ejemplos, la cocina es el centro de las posibilidades del diseño en su función de crear la mediación entre la tecnología y las personas. El complejo panorama que se dibuja como un simulador de vuelo y las respuestas de diseño que producen salidas posibles, no dan cuenta todavía del futuro de los productos. Cada vez que alguna de las variables se mueve, se producen nuevas respuestas que apuntan hacia diferentes escenarios. La reconfiguración de la ciudad crea los nuevos espacios para vivir donde se modifican la proveniencia y el destino de los recursos. Los cambios en la producción, distribución y preparación de alimentos crean nuevas maneras de mirar ese particular espacio en la vida cotidiana que representa la cocina.

El análisis moderno de las actividades en la cocina, con el famoso y desgastado triángulo funcional (kitchen triangle work) que sirvió para dimensionar los espacios en la masificación de las viviendas en la primera mitad del siglo XX, ya no dá cuenta de las nuevas formas en la preparación de los alimentos. Así, la pregunta continua abierta: ¿cuál es el rol del diseño y el desarrollo de productos en el futuro de la vida cotidiana?.

…………………………………………………

Información


A Brief History of Kitchen Design
 en Core77

Part 1: Pre-Standardization
Part 2: Gas & Water
Part 3: The Birth of Taylorism
Part 4: Christine Frederick’s “New Housekeeping” and Margarete Schütte-Lihotzky’s Frankfurt Kitchen
Part 5: Poggenpohl’s Early Influence, 1892-1923
Part 6: Poggenpohl Transforms the Kitchen from Workshop-like to Hospital-like
Part 7: Post-war Poggenpohl’s First Unit Kitchen
Part 8: American Gadgetry and “Kitchen Modernization Programs”