Impresionantes las fotos de estos portentosos aparatos en estado de abandono: el símbolo de la civilización que se detuvo. Partes de tren encontradas en la ciudad de Zlatoust en la región Chelyabinsk de Rusia. Al parecer se trata de partes del ferrocarril transiberiano que conecta la Rusia europea con el Lejano Oriente Ruso, Mongolia y China.

El Transiberiano contínua siendo la vía de comunicación más importante de Rusia, por donde circula el 30% de las exportaciones de ese país. El tren fue inaugurado en 1904, con una extensión de 9.288 km.

Las imágenes fueron sacadas del portal English Russia.