El Encuentro Nacional de Estudiantes de Diseño (ENED) en Venezuela, que acaba de concluir los trabajos de su 3ra. Edición, nace en 2012 en la ciudad de San Felipe en el Estado Yaracuy. “Una modesta urbe anclada al este del Valle de las Damas y que se cobija en las faldas del Parque Nacional Yurubí”.

En algunos países latinoamericanos como Brasil y Argentina los estudiantes de diseño han conseguido resultados muy potentes en la organización de eventos de alta convocatoria. Al mismo tiempo, actividades que crean un genuino espacio para la reflexión y divulgación de las disciplinas de diseño, ejemplos de logística, entusiasmo y compromiso para las organizaciones profesionales.

En medio de la situación económica, política y social que vive Venezuela, los estudiantes de diseño del país fijan postura que se expresa en este documento:

MANIFIESTO

Quienes nos hemos aliado en torno al Encuentro Nacional de Estudiantes de Diseño (ENED), somos unos convencidos de que la cotidianidad es insuficiente para todas las personas comprometidas con los procesos creativos y la comunicación. No obstante, militamos la transformación, recorremos los complejos senderos de lo alternativo y estamos dispuestos a hablar, sin detenernos frente a censura alguna, hasta que el mundo se parezca a lo que deseamos. Por eso alzamos la voz para manifestar que:

1. El ENED nació en el calor de la lucha estudiantil y la protesta ciudadana, ajena al clientelismo político, rechazando cualquier forma de poder que pretenda intimidarnos o intente estandarizar nuestras ideas. Para nosotros, en toda experiencia creativa lo natural es la innovación, la disidencia y la agitación cultural.

2. Comunicar no es complacer ni afirmar. Nuestro trabajo siempre estará abierto a la confrontación, abrazar las diferencias, promover la deliberación, movernos entre las múltiples tendencias y sustituir sin condiciones lo obvio por lo insólito.

3. Rechazamos por completo a los censores y a todo lo que cierre el paso a las ideas. Creemos con firmeza en la polinización cultural: como ninguna idea nos pertenece que todas circulen y sean compartidas en libertad.

4. No suscribimos ningún tipo de violencia, deploramos la tortura y rebatimos cualquier forma de descalificación. No somos soldados, somos estudiantes y profesores: trabajamos para que la palabra y la imagen sustituyan al fuego y lo quemen todo hasta convertirlo en diseño.

5. Reafirmamos que el estudiante por naturaleza es subversivo a la injusticia y la intolerancia, porque su mundo está en el futuro. En este sentido, todas nuestras acciones están dirigidas a corroborar la inestabilidad de la existencia, a discutir el presente y las tradiciones, a ayudar a que la realidad sea incontrolable y a luchar para que la sociedad siempre tenga que transformarse.

6. Estamos dispuestos a recuperar todo espacio, la ciudad, el país, el planeta y el universo a fuerza de disidencia creativa.

7. Proponemos el activismo creativo como respuesta a la indiferencia: nuestra misión debe ser alterar los espacios hasta que todas las sensibilidades se incorporen y queden comprometidas con el futuro.

8. Ratificamos que diseñar es pensar, resistir es comunicar, informar es despejar, participar es crear: la libertad de expresión no es un derecho para nosotros, es nuestra atmósfera; si desaparece nosotros desaparecemos.

9. Hay que volver a las ideas y ponerlas a circular en la calle: el diseño siempre debe moverse entre la gente, llenar los espacios, promover el entendimiento y oler a ciudad. El reto es sincerarnos con el devenir social que está en desarrollo y enfocar la directriz del diseño hacia soluciones que den respuesta a la necesidad del colectivo, con especial atención en los sectores tradicionalmente oprimidos.

10. El problema es el silencio y no el grito, la sujeción y no el reclamo, la sumisión y no la disidencia. La crisis siempre ofrece una oportunidad porque nos deja inmersos en una emergencia, en un terreno propicio para actuar, en un escenario donde las preguntas que nos agitan deben ser respondidas con prontitud, en una condición donde diseñar, inevitablemente, implica dialogar, escuchar, interactuar y reconocer al otro.

11. Hoy el ENED cobra mayor vigencia como espacio de encuentro para la formación y el análisis, para la confrontación de las ideas, el debate de altura, la sindéresis social, y por encima de todo, para aportar soluciones a la coyuntura que como sociedad padecemos. Por esta razón ratificamos nuestro apoyo irrestricto a esta iniciativa que nació como una expresión de la comunidad estudiantil ante la intolerancia.
…………………………………………………

Información

ENED  | Encuentro Nacional de Estudiantes de Diseño
www.enedvzla.weebly.com

Facebook | Twitter

 

 

::: ::: :::
Venezuela
Decimos NO a la violencia, a la corrupción y al irrespeto.
We say NO to violence, corruption and disrespect.
::: ::: :::