Martin_Molin_instrument01
Este increíble instrumento musical que parece de otro mundo, Se llama Wintergatan Marble Machine, trabaja principalmente con 2.000 pequeñas esferas que operan el aparato. Un proyecto del músico y artista sueco Martin Molin, miembro de la banda Wintergatan.

Molin tiene está familiarizado con instrumentos esotéricos como el glockenspiel, traktofon y el Theremin. La experiencia con artefactos que producen sonidos y su conocimiento musical lo movieron para producir esta gran caja de música que funciona con manivelas, está cargada de instrumentos y posee un circuito para que estas 2.000 canicas de acero pongan en funcionamiento el instrumento en su recorrido. Un aparato que funciona en ciclos y a medida que el dispositivo avanza se va activando un vibráfono, bajo, bombo, platillos y otros instrumentos. Las ‘metras’ se mueven internamente dentro de la máquina por embudos, poleas y tubos.

Dos años le tomó a Martin Molin diseñar, desarrollar y construir este fantástico objeto. Una máquina fundamentalmente hecha a mano que presenta una estructura de madera y comporta más de 3.000 piezas. Algunos de sus componentes fueron modelados en programas 3D y fabricados digitalmente.

Martin_Molin_instrument02

Parece un artefacto inspirado en los legendarios muebles creados en el siglo XVIII por el ebanista David Roentgen (1743 – 1807), famosos en toda Europa por sus cajones secretos y ajustes mecánicos; mezclado con la estética que surge de las máquinas de corte de control numérico y que se confunden hoy con las ideas del DIY. La gran diferencia con estas últimas es que la máquina se puede programar, lo que aumenta su nivel de complejidad.

Martin_Molin_instrument03

Martin_Molin_instrument04

Martin_Molin_instrument05

Martin_Molin_instrument06

Martin_Molin_instrument07

Martin_Molin_instrument08

Con aparatos así es posible desarrollar toda una discusión en relación al diseño industrial y las fronteras con otras disciplinas. De la inventiva e ingenio puestos en la configuración física de un artefacto técnico, guiados especialmente por la experiencia y conocimiento de la música como disciplina, emerge esta manifestación tridimensional que sorprende por su rareza y funcionamiento. Así como el mobiliario o los objetos para el hogar, icónicos por su cercanía con la gente, no son los únicos productos que ve el diseño industrial, el fenómeno de la técnica y el ingenio tampoco pueden ser asociados directamente con este campo. Seguimos haciendo las conexiones.
…………………………………………………

Información

Martin Molin | Wintergatan
www.wintergatan.net