La Mesa Kai del diseñador japonés Naoki Hirakoso con la participación de Kitahara Takmitsu tiene literalmente algunas sorpresas escondidas. Esta simple pieza monolítica está construida casi en su totalidad por compartimentos secretos. Las juntas que aparecen en toda la superficie son las únicas guías para descubrir los movimientos que realiza esta mesa. Cajones que se deslizan, pequeños gabinetes con bisagras, paneles cambiantes, armarios giratorios. Toda la pieza está construida como un rompecabezas de madera muy elaborada.

Se trata de una mesa una pequeña mesa de sala con forma de  prisma cuadrangular recto, líneas limpias y claras. Una pieza muy singular fundamentalmente para escribir con gavetas y ‘espacios ocultos’, un recurso muy utilizado en las famosas mesas para escribir o Secreter (secrétaire) del siglo XVIII.

Esta mesa, de apariencia minimalista y de excesiva funcionalidad, parece un ejercicio tridimensional y exploración de las posibilidades del material y los mecanismos. Aún así, el resultado es una pieza que apela a la multifuncionalidad. Una característica que para muchos es irresistible y cuando hablamos de espacios pequeños y reducidos en la casa resulta una casi una obligación.
…………………………………………………

Información

Naoki Hirakoso
www.hirakoso.jp