El Palé, paleta o Palet (pallet) es un armazón estructurado que sirve como auxilio en el manejo y transporte de carga. Las Paletas de maderas ocupan entre el 90 y  95% del mercado de palés, seguidos de las piezas de plástico, cartón, compuesto y otros materiales. Actualmente, la normativa internacional ISPM-15 (NIMF-15) obliga a tratar la madera que se destina a exportación en muchos países, evitando las posibles migraciones de bacterias. El paletizado es la acción y efecto de disponer mercancía sobre un palé para su almacenaje y transporte. La utilización de los productos paletizados comenzó durante la Segunda Guerra Mundial para la distribución de materiales militares (armas, alimentos, etc.) de una manera rápida y eficaz de un lugar a otro.

Millones de toneladas anuales de este producto, perteneciente a una cadena de producción, son desechados en todo el mundo y representan una importante cantidad de recurso despediciado. Se han desarrollado muchos proyectos para la reutilización de los Palets. Muchos proyectos de diseño se enfocan en la posibilidades y estrategias posibles: optimización en la configuración y ensamblaje, substitución de materiales o transformación del material y reconfiguración. Estas operaciones representan básicamente las posibles intervenciones del diseño.

El proyecto The Pallet, de la diseñadora danesa Nina Tolstrup de  Studiomama, es claramente una intervención que apunta hacia la reconfiguración del material. La diseñadora de producto e interiores desarrolló una línea de mobiliario con manuales de instrucción para que puedan ser ensamblados por cualquier persona. The Pallet fue seleccionado como parte de la muestra del Premio BRIT INSURANCE DESIGN OF THE YEAR 2010, en la categoría de mobiliario, del Design Museum en Londres.

En otro lugar del planeta y en una jugada muy interesante, de lo global a lo local, el proyecto fue implementado en Buenos Aires por la fotógrafo argentina Cecilia Glick, co-fundadora de Miau Miau estudio de arte, un espacio de encuentro donde se reúne arte, moda y diseño. Glick colabora también con un proyecto social comercializando sillas que se producen en la villa 21 de Lugano y en la Cárcel de Ezeiza.

Algunos artistas plásticos han hecho intervenciones sobre las sillas, lo que genera una vitrina mucho más robusta para la implementación del proyecto, en la medida en que han podido subastar algunas sillas con este propósito.

…………………………………………………

Información

Studiomama | Nina Tolstrup
www.studiomama.com