Los productos para niños pequeños son principalmente artefactos diseñados para los padres. Una buena cantidad de las variables en el proyecto de estos se remiten al trabajo que realizan personas adultas. Los choches de niños (carriolas, como se les dicen en México) son aparatos que llegan a formar parte de las dinámicas cotidianas de una familia. Pequeños carros para transportar niños que, extensamente desarrollados desde el siglo XVII, hoy se buscan que sean livianos, plegables, resistentes y principalmente duraderos.

La movilidad para los chicos está ligada a la autonomía. Pequeñas sillas que viajan en los autos que luego se incorporan en estructuras rodantes para formar un coche, son probablemente las operaciones más conocidas. Con el aumento exponencial del uso de la bicicleta principalmente en las ciudades, las sillas para niños plantean una situación que escapa de la comodidad del vehículo.

Påhoj es una silla de niños para bicicleta que puede ser utilizado como un coche. Una concha plástica (PP – Polipropileno) con estructura metálica liviana y ruedas que, con una pieza de ajuste, permite colocarse en la parte trasera de la bicicleta. Se trata de un asiento que permite cargar un niño de hasta 15 kilos y que ha pasado las pruebas de los estándares europeos (EU standards) referidos a la seguridad.

Desarrollado en la ciudad de Malmö en Suecia, por el equipo de dirige la diseñadora industrial Lycke von Schantz, la silla Påhoj es básicamente un asiento con ruedas que aprovecha la oportunidad de la bicicleta como transporte.

La única pieza móvil es el asa, que se ajusta con un sistema telescópico para atender las diferentes alturas utilizadas por los conocidos coches tipo sombrilla.

 

La silla Påhoj aparece en estos momentos en la plataforma Kickstarter en busca de financiación.

…………………………………………………

Información

Påhoj 
www.pahoj.com

Lycke von Schantz 
www.lyckevonschantz.se