Antonelli

El trabajo de esta curadora de origen italiano Paola Antonelli, dentro del MoMA, tiene una significación muy especial para el diseño industrial, “o para el diseño”, como ella misma lo comentó el martes 2 de marzo de 2010, refiriéndose a sus exposiciones y acercamientos a la disciplina, cuando tuvimos la oportunidad de asistir a un ciclo de conferencias en la FAU-UCV. El contenido principal de su charla estuvo centrado en la exposición Design and the Elastic Mind (2008), que ya habíamos reseñado en este blog.

En esta exposición, Antonelli se acerca a la ciencia con la sorpresa de encontrar fascinantes propuestas que proponen a los diseñadores los caminos posibles en el universo de la creación y proyectación de los objetos. Algunos trabajos presentados en esta muestra resaltan por su extraordinaria forma de alcanzar niveles de innovación, cruzando el umbral que separa la ciencia de su aplicación práctica, así como abordan las materias que se convertirán en las futuras responsabilidades de los diseñadores. Un particular interes de la relación entre diseño y ciencia con el enfoque de la escala. La muestra incluía proyectos, objetos y conceptos, llevados por equipos de diseñadores, científicos o ingenieros, desde la nano scala hasta los niveles cosmológicos.

Igualmente, desde aplicaciones muy prácticas y en áreas muy sensibles como la salud. Citó el ejemplo de esta extraña y hermosa pieza de cristal, el proyecto BEE’s de la Diseñadora Industrial de Portugal, Susana Soares, que trabaja con el desarrollado sentido del olfato que tienen las abejas. También comentó sobre el trabajo de James King, Dressing the Meat of Tomorrow (Vistiendo la Comida del Futuro), un concepto que introduce el la idea de la “disembodied cuisine”, una comida escencialmente creada en laboratorio. Y otros proyectos de la muestra que hacen uso de algoritmos matemáticos para desarrollar patrones y formas, y que permitan a los diseñadores revisitar usos y funciones conocidas o explorar nuevas prestaciones, nuevas aplicaciones. La exposición es la confirmación de la naturaleza como principio para el desarrollo de nuevas respuestas en términos de eficiencia, creciemiento, energía, protección, etc.

Susana Soares. Proyecto BEE's

Susana Soares. Proyecto BEE’s

James King. Dressing the Meat of Tomorrow. Concept. 2006

James King. Dressing the Meat of Tomorrow. Concept. 2006

Ya desde su exposición Mutant Materials in Contemporary Design en 1995, hay una mirada atenta al impacto que tienen los nuevos materiales y las nuevas tecnologías en el diseño de productos, en el diseño industrial.

En su amena presentación, en un buen español con escasas ayudas de interprete, la curadora se refiere a la dificultad personal que ha tenido para hacer exhibiciones de diseño en los Estados Unidos. Allí hace una especial  mención a la falta de críticos de diseño en ese país. Dentro del MoMA la competencia ha sido dura en tratar de conquistar internamente los espacios para el diseño. “Solamente haciendo que los montajes y la museografía tengan un gran impacto”. Como curadora de un Museo, La Colección es un tema de mucha importancia. Aquí encara con mucho éxito las discusiones que se han presentado y propone fundamentalmente dos asuntos en forma de interrogantes: 1. ¿Qué están haciendo los diseñadores? y 2. ¿Que cosas le gustaría coleccionar?

En el primer tema, son las propias exhibiciones que ha curado donde se pueden ver esos espacios posibles de actuación de los profesionales del diseño: en el campo de la comprensión de las estructuras de la naturaleza (biónica – biomimicry), en las posibilidades que ofrece la ciencia. También en las temáticas más sensibles de la población como en los productos y objetos presentados en la exposición SAFE Design takes on risk en 2004: “there is nothing closer to the big bang of design, to its prime reason to exist, than objects that deal with self-preservation” PA. También en el Diseño Social como algunos de los productos presentados en 2007 en la exposición Design for the other 90%, en el Museo Cooper-Hewitt en NY. En todas estas exhibiciones hay aportes importantes del diseño en los espacios sensibles y críticos de nuestra sociedad.

Para cualquier Museo, en su sentido más clásico y sin entrar en grandes discusiones acerca del futuro de instituciones de esa naturaleza, La Colección es un asunto para la discusión. ¿Cómo guardar una colección de diseño cuando es casi infinito el campo?. Esas son las preguntas que se hace Paola Antonelli, cuando piensa en el material que debería ver el público y que representa de alguna manera el diseño. Ese fue parte del planteamiento en Humble Masterpieces (Humildes obras maestras), exposición organizada por el MOMA en 2004 y comisariada por Paola Antonelli. La muestra presenta una selección de casi 120 objetos sencillos, desde el Post-It al Tampax pasando por la cremallera, la navaja multiusos o el walkman. Objetos anónimos e imprescindibles, nacidos de la necesidad y que muestran un extraordinario equilibrio entre forma y función. Objetos que nos invitan a entender el diseño como un ejercicio de honestidad y no como el alarde de egocentrismo al que nos tienen acostumbrados los diseñadores de renombre. En estos objetos humildes, la identidad del propio objeto la moldeamos nosotros y desaparece la demoledora autoría de las firmas personales.

Paola Antonelli está interesada en coleccionar cosas muy diversas. Fundamentalmente aquellas cosas que son del mundo material, de la cultura de los objetos, de los átomos. Y todos esos nuevos “objetos” que provienen de la cultura digital: las interfases. Ella quisiera tener en la colección del Museo un avión, especialmente el Boeing 747, pero hay serias restricciones de espacio. Y también quisiera poder exhibir la “@” como un fabuloso “objeto” del mundo digital.

Boeing 747. 1970

Boeing 747. 1970

Antonelli se refirió especialmente a las miles de interfases en video-juegos, sistemas digitales, herramientas visuales, y se preguntaba: ¿Cómo coleccionar eso?. Finalmente dedicó un buen tiempo de su presentación para mostrar ejemplos de espacios de trabajos para los diseñadores donde se conectan casi todos los campos del saber: el diseño de la información. Cada vez más es necesario que los diseñadores, y otros profesionales, puedan recorrer con solvencia las áreas del conocimiento que solicitan espacios y plataformas de visualización, informaciones complejas en estados comunicables. Cada vez más los temas relacionados con la interactividad son la punta. Especialmente aquellos sistemas interactivos que sean capaces de comprender la naturaleza de las relaciones de las personas con el mundo multidimensional en el que vivimos. Mostró trabajos como el que desarrolla Ben Fry en el Laboratorio de Aesthetics + Computation Group del MIT, Distellamap, a partir del código generado por consolas de Atari y pasados por Processing. Y el trabajo Humans vs. Chimps del mismo autor, donde se hace una visualización dinámica de los genomas de los humanos y de los chimpancés.

La cultura digital. El entretenimiento digital

La cultura digital. El entretenimiento digital

Desarrollo visuales a partir del código del Atari 2600

Distellamap. Desarrollo visuales a partir del código del Atari 2600. Ben Fry

Vale la pena recorrer las exposiciones mencionadas en esta nota, así como los proyectos específicos que poseen sus vínculos, para saber la densidad de los contenidos que abordó Paola Antonelli en su presentación.

…………………………………………………

Información

Design and the Elastic Mind | MoMA
www.moma.org