Lámpara de pie Fiore. Grok. 2008

En la década de los ochenta, en pleno auge del movimiento postmoderno, surge en España el grupo experimental de diseño Trasatlantic (1984-1989), conformado por los diseñadores catalanes Josep Puig CabezaLluís Morillas y Ramón Benedito. Este último visitó Venezuela a final de los 80′.

En 1986, en el Instituto de Estudios Avanzados IDEA, pudimos asistir a un evento donde se revisaba el Diseño Industrial en Venezuela. Para este ciclo de discusiones fueron invitados entre otros los diseñadores Ramón Benedito de España y el italiano Carmelo Di Bartolo, Director y fundador del Instituto Europeo de Diseño. Así mismo fue montada una exhibición con productos desarrollados en el Instituto Antonio José de Sucre y el Instituto de Diseño Caracas, las únicas instituciones en el país que impartían diseño industrial.

Una de las principales discusiones que aparecieron en el evento fue la diferencia entre diseñar y producir bienes de consumo y promover el proyecto y fabricación de bienes de capital. Un debate que hoy, con la defragmentación de los mecanismos de manufactura y las dinámicas de comercialización luce un poco obsoleto.

Frenesí, taburete para bar. Grupo Trasatlantic. 1984 (Colección del Victoria and Albert Museum)

Ramón Benedito (Barcelona 1945) cursa estudios en la Escuela Superior de Diseño Elisava y funda en 1973, Benedito Design equipo dedicado al diseño de producto. Entre sus clientes están:  Roca, Fermax,  Fujitsu, Indo, Guinot, Xerox, Uralita, La Caixa, Renfe, Topcon, LINEAS TC, Repsol y Escofet. Participa de forma activa en seminarios nacionales e internacionales ha dictado conferencias y colaborado regularmente con las distintas instituciones vinculadas al diseño. Fue Presidente de la Junta Directiva de ADI-FAD, consultor del KIDP (Korea Institute of Industrial Design) y miembro del Patronato de la Fundación BCD. En junio de 2010 es nombrado Director General de la Fundación Privada Elisava Escuela Universitaria. Ha obtenido numeros premios internacionales y su trabajo se expone en las principales capitales del mundo. En 1992 le otorgan en España el Premio Nacional de Diseño.

Banco Modular. Escofet. Josep Lluscá y Ramón Benedito. 1979

Cabina de baño Aurum. Roca. 2004

Mueble Kivan / Lavavo Techno. Roca. 2000

Ramón Benedito, uno de los más importantes diseñadores de la líder mundial de fabricación de porcelana sanitaria ROCA, ha realizado importantes aportes de innovación y creatividad en la confección de productos para baño como servicios sanitarios, lavatorios, duchas, tinas y otros. A pesar de ser conocido por el trabajo desarrollado en los últimos 20 años para esta empresa, Benedito ha participado en gran cantidad de proyectos y desarrollo de productos como intercomunicadores, lectores oculares, cajeros automáticos, entre otros.

Carro autoservicio. Policad. 1995

Biseladora de lentes Maxima Speed. Indo. 2002

Control de accesos Iloft 2007(izq) y Halo 2006 (der). Fermax

Para el momento de la visita de Benedito había en el ambiente internacional un ánimo por la producción de objetos llenos de contenidos. En su mayoría productos cotidianos, cercanos, productos para el hogar, mobiliario. Fue la década de la explosión de los colectivos: grupos de diseñadores que se reunían a discutir sobre temas del diseño y hacer manifiestos, el resultado eran productos. En 1981 se crea el Grupo Memphis liderado por el arquitecto italiano nacido en Austria Ettore Sottsass (1917 – 2007) junto a un grupo de diseñadores y periodistas. Un grupo que surge en Italia de las propuestas del Studio Alchymia formado por figuras como Andrea Branzi, Michele De Lucchi y Matteo Thun. A estas posturas rebeldes se le suman otros como el americano Michael Graves, el español Javier Mariscal y el japonés Shiro Kurumata.

Fue en esa década cuando se fortalecieron los discursos de la Semántica en Productos (Product Semantics) y el Diseño Universal (Universal Design). En otras entregas hablaremos más sobre estos dos temas que impactaron de manera importante en la actividad de proyecto.

En esa oportunidad lo que pudimos ver fue un riguroso proceso de diseño e ingeniería de producto, con proyectos realizados directamente con la industria. Al mismo tiempo que parecía experimentar con nuevos materiales y tecnología en objetos cotidianos, imprimiendo un sentido nuevo, un discurso. Lo más curioso, y ocurría con la mayoría de los colectivos de la época, estos experimentos y discursos en productos eran realizados con el patrocinio y el soporte de las empresas, de algunos de sus clientes que lograban convencer sobre la potencia de producir mensajes más allá de fabricar y comercializar productos.

Luego de 20 años fue un grato placer conversar con él, mientras asistíamos a las actividades de la Bienal Iberoamericana de Diseño en Madrid. Recordaba perfectamente la visita a Venezuela y pudimos conversar de los trabajos que está desarrollando en este momento.

Ramón Benedito ha logrado equilibrar con mucho pulso un trabajo profesional muy prolífero, con acciones claras y productivas en relación a la promoción del diseño industrial y una robusta vida académica. Todavía en Venezuela necesitamos que los diseñadores industriales tengan al menos la conciencia que solamente es posible promover el diseño industrial si éstas tres áreas estan cubiertas.