La CYGLO tiene LEDs embutidos en los cauchos. Estos LEDs tienen sensores de movimiento que se activan con el giro de la rueda. Los usos son todos previsibles: alineamiento directo con la vía y aumento de visibilidad en el camino. Lo interesante de esta invención es, como la empresa fundada por James Tristram la describe, que produce energía con el mínimo de costo y utiliza la misma fuente que posibilita el desplazamiento de la bicicleta: la tracción de sangre.

CYGLO propone una idea sencilla especialmente como sistemas de seguridad en agentes de policía, paramédicos y correos que utilizan la bicicleta como vehículo. Al mismo tiempo, describe un salto tecnológico sobre los llamados ‘dinamos para bicicleta’: pequeños generadores, de la era electromecánica y usados como fuentes de electricidad, todavía son utilizados y se pueden ver en internet gran cantidad de propuestas, formas, configuraciones y disposiciones diferentes.

Dinamos utilizados en los cauchos de las bicicletas.

De cualquier modo, para quienes alguna vez utilizamos esos dinamos en nuestras bicicletas, siempre fue al menos curiosa la idea de producir energía, luz pues, con el mismo esfuerzo de las piernas.

…………………………………………………

Información

CYGLO
www.nightbrighttyre.com