Dangerous Popsicles (imagen: Bolt or Italic).

Para la investigadora Francesca Zampollo, PhD, profesora de la Auckland University of Technology en Nueva Zelanda, editora de la revista International Journal of Food Design y fundadora de la International Food Design Society, el  Food Design es “la disciplina que conecta la comida con el diseño: el diseño aplicado a los alimentos y al comer, o la comida y la alimentación investigados bajo la perspectiva del diseño”. En la publicación que ella dirige se presentan trabajos de investigación donde se cruzan áreas del conocimiento ligadas a la comida, al diseño y a las dinámicas del comer y donde el diseño tiene un importante rol. De esta manera, el Food Design transita por los procesos de diseño utilizando la comida y el acto de comer como los materiales para el desarrollo y fin de sus propósitos.

La diseñadora y artista Wei Li, junto a su grupo Bold or Italic desde la ciudad de San Francisco, propone un ejercicio de hacer helados de paleta con nuevas connotaciones. Explorando como la gente identifica y reacciona con formas que son aparentemente peligrosas surge el proyecto Dangerous Popsicles. Aquí la artista genera una serie de formas a partir de imágenes que son conocidas como tóxicas o peligrosas: una familia de plantas del desierto y de formas de virus como la MRSA (Estafilococo Aureus), la Influenza, la Varicela, la E. Coli y el HIV, todas a partir de agua, azúcar y colorante.

Síntesis de las formas para los Dangerous Popsicles (imagen: Bolt or Italic).

Referencias para los Dangerous Popsicles (imagen: Bolt or Italic).

“Los Dangerous Popsicles crean una experiencia sensorial única. Antes de probarlos con tu lengua, primero los pruebas con los ojos y con la mente. Los helados de paleta son nada más agua y azúcar, pero las ideas de virus mortal o de cactus espinoso son suficientes para estimular los sentidos, incluso antes de probarlos”.

Las formas de las paletas de hielo primero se modelan y se imprimen en una impresora Objet Connex 500 3D. Estas formas impresas en 3D se utilizan luego como originales para hacer moldes de silicona. Moldes de silicona que, en su mayoría, son de dos partes aunque se pueden hacer con helados hasta con moldes de cuatro partes.

Dangerous Popsicles: helados de paleta que utilizan los mismos procesos de moldeado en objetos (imágenes: Bolt or Italic).

El proyecto utiliza las contradicciones de la forma y la apariencia para crear nuevas situaciones: los colores de los objetos son de un aspecto delicioso, pero las formas son poco apetecibles; las superficies son agradables al tacto, pero las estructuras surgen de formas peligrosas.

Dangerous Popsicles (imagen: Bolt or Italic).

Otra experiencia muy parecida se hizo recientemente  es un ejercicio del taller de Food Design de la Escuela de Diseño Industrial de Pratt Institute, que dicta su fundadora la diseñadora y artista visual Emilie Baltz.

En ese curso el diseñador industrial colombiano Juan Sebastian Jacobo, actualmente en trabajo de Tesis del Master of Industrial Design, exploró sobre algunas características formales que sugerían sensaciones, como lo espinoso en ciertos frutos.”El proceso empezó haciéndole hacking a una fruta o a un vegetal, en mi caso un pimentón. Después de algunas iteraciones, bocetos e modelos tridimensionales, se eligió uno y se crearon formas sintetizadas de ese prototipo. Con esa forma se construyó el modelo digital e impreso en 3d, de donde salieron los moldes para hacer la comida.

Formas con el pimentón. (imagen: Juan Sebastian Jabobo)

“La idea era hacer un bocado que tratara de generar algún sentimiento acorde a la forma que tenía, en este caso nervios y miedo. El relleno de la comida fue un puré con el pimentón como material básico y algo que acentuara esa sensación con pimienta picante (spicy peppers).

Procesos de abstracción y síntesis (imagen: Juan Sebastian Jabobo).

Se están haciendo innumerables trabajos en todo el mundo con la temática del Food Design, un área que está buscando sus propios espacios. Un campo que, utilizando los procesos de diseño de una forma muy  singular, necesita reconocer el trabajo de los especialistas de la gastronomía, al mismo tiempo que comprender la naturaleza del material con la que se trabaja. En el Food Design queda mucho más claro una definición un poco inusual, pero muy poderosa: el diseño como una tecnología.

…………………………………………………

Información

Dangerous Popsicles | Aesthetics of User-Unfriendliness
www.boldoritalic.com

Emilie Baltz
www.emiliebaltz.com

Francesca Zampollo
www.francesca-zampollo.com

Juan Sebastian Jacobo
www.sebastianjacobo.com