Hace algunos años, invitamos al diseñador e investigador brasileño Ivens Fontoura a Venezuela en ocasión de la exposición “Detrás de las Cosas” El Diseño Industrial en Venezuela”. Recuerdo que Ivens presentó un panorama del diseño en Brasil, pero especialmente del trabajo que se realiza en la ciudad donde lo conocí y donde aún reside: Curitiba. La presentación utilizaba una estrategia sencilla de recorrer la ciudad para ir encontrando “donde está el diseño”. Probablemente en el mejor estilo del personaje creado por el británico Martin Handford en 1987: ¿Dónde esta Wally? (Where’s Wally?). Todavía pensamos que es una buena estrategia para conectar la idea del diseño con el público general.

Pero recientemente, en el curso llamado Apetito por el Diseño (Appetite for Design) que dicta el veterano diseñador industrial norteamericano Bruce Hannah en Pratt Institute, surgió una idea todavía mucho más poderosa. Bruce introduce el curso con un pequeño ejercicio de re-diseñar un ‘palito’, una rama de árbol y explica que únicamente con pensar en un ‘objeto’ y cambiar su función ya estamos frente al fenómeno del diseño. El curso finaliza con el diseño de un restaurant y todo su modelo de negocio. Lleva a sus alumnos a comer a lugares como la Trattoria Dell’Arte en la ciudad de Nueva York en compañía del legendario Milton Glaser , quien diseñó el lugar en 1989 o al Restaurant SD26, también junto a su diseñador Massimo Vignelli, creador del icónico mapa del Metro de NY.

Sladle + Stabber, de la diseñadora norteamericana Sharon Myoung junto al arquitecto Tony Kim forman parte de la serie “Urban Camping”, es un curioso juego de “utensilios para acampar con estética moderna”.

A diferencia del ejercicio de Hannah, donde el trabajo se hace con los propios ‘palitos’, aquí aparece una pieza que utiliza el material que se encuentra en el lugar. Siempre habrá alguna rama cerca.

El proyecto es una especie de diseño UpCycling donde se utiliza una pieza nueva para aumentar las posibilidades de los materiales que se encuentran a la mano, proporcionando otras y mejores prestaciones del objeto.

 

Sharon Myoung, quien modera un foro sobre la participación de las mujeres en el diseño industrial “Woman in Industrial Design“, diseña este objeto que inmediatamente nos conecta con el producto SpoonPlus, que reseñamos recientemente en este espacio, de la diseñadora francesa Aïssa Logerot. 

SpoonPlus., 2011. Aïssa Logerot

Ambos proyectos utilizan el mismo concepto, pero en diferentes escenarios de uso. Posiblemente, productos como este sean considerados por algunos como “diseño a lo pendejo”, desdeñando el trabajo profesional de algunos colegas, pero definitivamente son un buen ejemplo para que el gran público y algunos diseñadores (incluyendo comunicadores del diseño) conozcan y puedan comunicar con propiedad donde está y las manifestaciones del diseño.

La estrategia de utilizar productos ya diseñados, especialmente íconos del diseño como sillas famosas, carros, el iPhone, electrodomésticos, y muchos otros, definitivamente ayuda a comunicar las posibilidades e impacto cultural del diseño en la sociedad. Pero lo más importante, y mucho más difícil, es reconocer en productos nuevos el aporte o al menos la operaciones que realiza el diseño con los materiales, con la tecnología, y sus implicaciones en la vida cotidiana.

…………………………………………………

Información

Sharon Myoung
www.sharonmyoung.com