El consumo de agua en los baños públicos, especialmente en la ciudad, es un terreno lleno de oportunidades para el diseño de artefactos que promuevan el ahorro del recurso. De igual manera, el baño es un espacio singular donde la privacidad y lo íntimo conviven con la estandarización de lo público.

Este urinario y lavamanos integrado llamado STAND fue desarrollado en 2008 por el diseñador de Letonia Kaspars Jursons. Una pieza que tiene como objetivo aumentar la eficiencia del agua en Europa, al mismo tiempo que mejora el saneamiento. STAND utiliza un sensor que activa el grifo y usa el agua del aguamanil para lavar el orinal. Es un concepto simple pero eficaz que tiene el potencial de ahorrar grandes cantidades de agua y también anima a los hombres a mejorar su higiene personal. Para este diseñador, STAND es una buena combinación de funcionalidad con la idea del consumo. Para los hombres, ahora no hay excusa para salir del baño sin lavarse las manos.

STAND está fabricado en cerámica de gres, un material compuesto de resina de poliéster y relleno de sílice y carbonato de calcio, que cumple con la norma internacional ISO-9001. Este producto ya está siendo utilizado en algunos lugares en Noruega, Letonia, Alemania, Rusia y Polonia.

Cuando entramos en un baño vemos en el paisaje una serie de aparatos con propósitos distintos. Una serie de artefactos adosados a las paredes y al piso en una zona conectada a la red de agua. Un espacio de limpieza y humedad con distintas estaciones, para cada una de las actividades de higiene. La idea de los dispositivos especializados ayuda entender las secuencias de operación, al mismo tiempo que proporciona un espacio de trabajo más claro para los fabricantes en la manufactura, comercialización y mantenimiento de los productos.

“Nos enfrentamos a un sinnúmero de procesos simples de todos los días, que crean regularidad en nuestras vidas y la hacen más interesante. STAND crea productos que complementan nuestra vida cotidiana. Ellos no van a durar para siempre. No van a salvar al mundo. Pero van a hacer su vida mucho más fácil”.

En los años noventa, en pleno auge de los aparatos personales de comunicación, nos preguntábamos: ¿cuando será el día que la calculadora, la agenda y el teléfono estén integrados en el mismo objeto?. No pasó mucho tiempo hasta que esas pequeñas cajitas, todas del mismo tamaño, se fusionaran en un mismo dispositivo. Los cierto es que hoy no podríamos concebir esas tres funciones separadas: todas operan en el mismo teléfono celular. La evolución de los productos en ese comportamiento de integración, ocurre por algunas razones que tienen que ver  con el espacio de utilización compartido, el mismo principio de operación, la posibilidades tecnológicas, etc.

En este urinario STAND ocurre algo parecido, dos actividades que se integran y que tienen el agua como principio unificador. Así como en el teléfono, es muy probable que en el futuro sea inconcebible pensar que el agua que utilizamos para lavarnos las manos no sea la misma que se utiliza para hacer la descarga del urinario. La panorámica en el baño sufrirá un completo ‘reacomodo’. Otros objetos como el dispensador de jabón y el dispositivo para secarse las manos comenzarán a ‘flotar’, en una suerte de ajuste por cercanía, alrededor de estos nuevos productos integrados.

“Empleados tienen que lavarse las manos antes de regresar al trabajo”. Señal obligatoria utilizada en baños de bares y restaurantes.

…………………………………………………

Información

Kaspars Jursons
www.jursons.com

STAND
www.standpage.com