Synth Kit, sintetizador diseñado en una alianza de littleBits con Korg.

La naturaleza del diseño definitivamente impacta en el tipo de emprendimiento. Cuando los productos crean el espacio para que la gente participe, especialmente con el diseño de sistemas abiertos, los modelos de negocios tienen que moverse en la misma dirección. Esto es lo que ocurre con littleBits en Nueva York: un emprendimiento que reúne diseño y electrónica en sistemas abiertos para armar.

El Synth Kit es un producto para hacer música electrónica, lanzado recientemente por littleBits en una alianza con la mega empresa japonesa Korg, fabricante de instrumentos electrónicos. Se trata de un sintetizador que puede ser armado como un Lego. Módulos sencillos y especializados permiten ensamblar de manera analógica un sintentizador, sin necesidad de conocer lenguajes de programación. Este producto apunta hacia la democratización de la electrónica.

Para conocer un poco más sobre este producto y la empresa littleBits conversamos con nuestro buen amigo el diseñador industrial catalán Jordi Borras, Senior Industrial Designer en el equipo de littleBits:

¿Cómo surgió la idea de montar esta compañía y quienes comenzaron el proyecto?.

La artista interactiva, ingeniera y empresaria Ayah Bdeir, fundadora y CEO de littleBits, empezó a desarrollar esta idea alrededor de 2008 como proyecto personal, en su residencia en EyeBeam, un centro para el arte y la tecnología en Nueva York. La idea surgió con el propósito de crear una herramienta para que los diseñadores pudieran usar rápida y creativamente la electrónica en las fases de prototipo, sin necesidad de ser ingenieros electrónicos. Allí, Paul Rothman, quien hizo una pasantía con ella durante unos meses diseñando circuitos electrónicos, hoy en día se encarga del Product Management. En Septiembre de 2011 se fundó littleBits. Dos meses más tarde me incorporé al equipo como diseñador de producto. Desde entonces nos hemos multiplicado por diez.

¿Cómo es el trabajo de los diseñadores dentro de littleBits?.

Tenemos dos áreas. Una dedicada a R&D (Research and Development), donde desarrollamos el producto: los módulos, los accesorios, etc. Cada módulo es un producto en si mismo, pero tiene que ser considerado siempre en el ecosistema de la librería. Esto es, para los módulos que ya existen y para los que vendrán. Nos preguntamos siempre ¿qué tiene que pasar para que la electrónica se convierta en un material?, especialmente en el momento de pensar en los accesorios. Aquí desarrollamos también el packaging y el diseño de los kits y los booklets, incluyendo el contenido y los proyectos que diseñamos e ilustramos en ellos. La selección de módulos que van en cada kit tiene que ser óptima en su combinatoria para conseguir muchas cosas: una buena experiencia, muchas horas de diversión, una gran variedad de proyectos, etc.

La otra área es la que llamamos Editorial. Nos encargamos de generar constantemente proyectos con el producto, que nos sirven para generar contenidos y que subimos a la web para mostrar sus posibilidades e intentar hacer explotar la imaginación a la gente. Animarlos a que también nos la exploten a nosotros, que participen. Somos una compañía impulsada por una misión y también por una comunidad: todos los circuitos son Open Source y están disponibles en nuestra página web. Estos proyectos muchas veces nos sirven en R&D para ver donde están los límites. Afortunadamente la comunidad está creciendo exponencialmente y la calidad de los proyectos también.

Synth Kit, doce componentes de electrónica para armar tu propio sintetizador.

Son muchos productos y la librería es cada vez más profusa y variada. Nos interesa conocer especialmente de unos de los últimos proyectos conectado con la música, ¿cómo nació el Synth Kit, un encargo o iniciativa propia?.

En el equipo de trabajo hay una buena cantidad de músicos, incluyéndome, pero sobretodo Rothman llevaba esta idea en la cabeza, por su background en tecnología musical. Cuando quisimos hacer una ‘instalación artística’ para reivindicarnos en ese sector, tocamos las puertas del MoMA. Fue una experiencia increíble poder crear con littleBits unos escaparates gigantes por toda Manhattan durante un mes, con este proyecto para las vitrinas de las tiendas de diseño del MoMA.

Ahora necesitábamos un partner para embarcarnos en este producto y Korg, que estaba cumpliendo 50 años, parecía otro sueño a realizar. Lo conseguimos. Muchos de los diseños utilizados son prácticamente los mismos que se encuentran en instrumentos legendarios de la firma Korg, como el Sintetizador MS-20.

Muy en breve, estaremos con otra alianza, también de sueño, a la misma altura que MoMA y Korg, pero en otra área radicalmente diferente y con el que estamos muy entusiasmados. Ha costado lo suyo tirar hacia delante, pero parece que ya va.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia de producto que han tenido en la empresa?.

Cada producto que hemos ido sacando ha sido la mejor, por varias razones: los procesos van mejorando, también el producto, etc. Siempre con la sensación que algo aún mejor esta por venir. En general, el hecho de poder ver en el día a día el efecto de lo que haces, no tiene precio. Gracias a una comunidad que utiliza el producto y te enseña como lo hace y te da vueltas para que aprendas lo que pasa. También, es brutal la cantidad de educadores y todo tipo de personas que simplemente escriben para dar las gracias por haber hecho el producto, explicando lo que significa para ellos, para su familia o para sus hijos, para sus clases.

No podíamos dejar de mencionar una frase que aparece en la página de littleBits. Para el músico británico Brian Eno, importante figura de la música electrónica y experimental, el Synth Kit “será el nacimiento de un nuevo tipo de música”.

…………………………………………………

Información

Jordi Borras Albert es el Lead Designer en littleBits. Nació en Barcelona donde estudio Ingeniería de Diseño en la Escuela Elisava. Después de haber estado trabajando en Europa, sobretodo en el sector del mobiliario y donde fue galardonado con el Design Plus en el ISH de Frankfurt en Alemania, se mudó a Brooklyn en el 2006, con la idea de indagar más en el diseño de producto de consumo.

En New York, su paso por el Design Studio de Humanscale le llevó a fundar un equipo mas tarde con su ex-director Manuel Saez. Dos años y un montón de aventuras mas tarde, Jordi conoció a Ayah Bdeir y Paul Rothman y no le quedo otra que unirse a la revolución. El trabajo de Jordi ha sido reconocido con varios IDEA Awards, Spark Awards, ID Magazine Awards and Good Design y ha sido publicado en revistas como Wallpaper Magazine, Interior Design, MD, On Diseño y otras.

Jordi Borras Albert
www.borrasalbert.com

Little Bits
www.littlebits.cc