¿Cómo son y cómo serán las dinámicas dentro de los salones de aula en los centros educativos en esta era digital?. Las soluciones en el diseño de mobiliario escolar necesitan atender las complicaciones de esta situación. Este proyecto en la ciudad de Buenos Aires se acerca a este asunto y produce una respuesta singular.

Tiza 2.0 es un sistema de equipamiento para instituciones educativas. Está diseñado pensando en los nuevos paradigmas que establecen la incorporación de dispositivos digitales a la educación actual, especialmente con las iniciativas de Estado como el Programa Conectar Igualdad a nivel nacional y el Plan Sarmiento de la ciudad de Buenos Aires.

El trabajo fue ganador en 2013 del Concurso Nacional de Ideas –  Innovar en la categoría de Innovación en la Universidad y la semana pasada fue parte de la muestra “Patria es Innovación”, una importante iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que se desarrolló en la conocida y populosa Avenida Diagonal Norte, donde fueron presentados los ganadores del concurso Innovar.

El proyecto Tiza 2.0 fue desarrollado en 2012 por los estudiantes Santiago AresAlejandro González y Fernando Viera en el Talles de diseño III de la Cátedra Rondina, en la Escuela de Diseño Industrial de la UBA de Buenos Aires. El año pasado, junto a Gaspar Iwaniura y Andrés Waisberg, fundaron el estudio de diseño Somos Polenta, donde hacen proyectos de diseño industrial y comunicación visual.

Para saber un poco más de Tiza 2.0 fuimos a conversar con Santiago Ares:

¿Cómo surge este proyecto?

La problemática planteada fue bastante específica. El disparador fue “Aula 2.0”. Tiene que ver con los nuevos paradigmas pedagógicos en relación al uso de la tecnología. Particularmente, el programa Conectar Igualdad, que repartió notebooks a los estudiantes secundarios de todo el país, fue uno de los pilares de nuestro proyecto.

En relación a esto, buscamos realizar un mobiliario que contemplara estas nuevas tendencias y formatos, haciendo hincapié en las características del equipamiento educativo de las instituciones públicas: uso intensivo, dificultades en la reposición y mantenimiento, etc. Esto dio como resultado un pupitre individual, que permite la posibilidad de variar la disposición de los alumnos en el aula, robusto y apilable.

¿Cómo van el desarrollo y las posibilidades de comercialización?

Gracias al premio que recibimos en INNOVAR, pudimos realizar los prototipos que tenemos hoy en día. A través de las redes sociales y por contactos que pudimos tener en las exposiciones en las que participamos, tuvimos algunos contactos con personas interesadas, tanto de instituciones privadas como del sector público. Estamos realizando algunos ajustes de diseño enfocados en la producción y confiamos en que el año que viene vamos a poder concretar una serie.

¿Qué nos puedes comentar del uso de materiales y procesos en el proyecto?

La materialidad y los procesos están desarrollados desde la perspectiva de la capacidad instalada de la industria nacional, es por eso que utilizamos chapa y madera, principalmente. El lapicero es una pieza inyectada en plástico y los guardados laterales son una combinación de una pieza inyectada, con un trabajo fuerte en la optimización de la matricería y con una chapa microperforada y plegada.

Otras decisiones que tomamos, por ejemplo, fueron el uso de remaches para evitar cualquier tipo de soldadura, que están presentes en la mayoría del mobiliario que se utiliza hoy en día. La optimización de materiales que, tanto en las placas de madera y chapas como en la matricería de las piezas inyectadas, en conjunto con la durabilidad del producto, le aportan su carácter sustentable.

¿Cómo se formó Somos Polenta y como operan?

Nos conocimos trabajando juntos en la facultad y al darnos cuenta de que teníamos una sinergia y un entendimiento mutuo, decidimos emprender nuestro propio proyecto. Además de nuestra idea de generar productos que se involucren con las problemáticas y las posibilidades de nuestra industria (mobiliario escolar, industria audiovisual) tenemos perfiles complementarios, con una fuerte impronta en el diseño gráfico y también en la programación. Esto nos permitió realizar trabajos que nos dieron financiamiento para nuestros proyectos industriales, que implican costos y recursos más difíciles de conseguir.

…………………………………………………

Información

Somos Polenta
www.somospolenta.com.ar

Cátedra Rondina | Diseño Industrial FADU UBA
www.catedrarondina.com

Innovar | Concurso Nacional de Innovaciones
www.innovar.mincyt.gob.ar