Las aceras son el territorio de la gente en las ciudades. Un espacio ‘blando’ que, por la velocidad de su tránsito, suele convertirse en el desahogo de los demás medios de transporte. Desde las bicicletas que buscan espacios en los lugares donde no se les toma en cuenta, hasta esa situación absurda donde conductores de vehículos y motocicletas usan las aceras como estacionamiento. También, un buen número de servicios utilizan las calzadas como sustrato de productos como papeleras, postes, alcantarillas, quioscos, hidrantes, etc. Esos bordes de calle también son el lugar de encuentro de entradas de casas y edificios, locales comerciales y otras instalaciones que conforman la ciudad.

Diseñar objetos para que funcionen en las aceras de las ciudades es un verdadero reto. Este trabajo llamado TranSIT propone un artefacto para las aceras de algunas ciudades en Australia, con tres motivaciones básicas: productos diseñados para la población de la tercera edad, un incentivo para que la gente camine y la falta de puntos de descanso en las calzadas. “Para diseñar un elemento en un sistema urbano que apoye y fomente la práctica de caminar diariamente, tanto para fines de transporte y recreación, debe incluir, como mínimo, la prestación en los puntos de descanso para los usuarios de edad avanzada”.

TranSIT es un proyecto de Grado del diseñador industrial e ingeniero mecánico australiano Michael Oechsle, presentado recientemente en la Universidad de Monash en Australia. Se trata de un sistema híbrido y puntual de recorridos a pie en entornos urbanos. Una combinación de sistema de señalización y orientación con alumbrado público. Esta pieza está diseñada para ser colocada en las paredes que circundan las calzadas en las ciudades, mejorando el libre tránsito de las personas de todas las edades.

El asiento está diseñado para hacer breves paradas de descanso, pero podría funcionar como asientos públicos para descansos de largo plazo. El proyecto propone el uso de los principios del “diseño inclusivo”: asiento accesible, cómodo y seguro.

Para ayudar a los que caminan en una comunidad, se proporcionan tiempos de desplazamiento a destinos cercanos y populares, paradas de transporte público. También, la integración del código QR para acceder a los mapas e información adicional de los recorridos.

En la parte superior de este elemento vertical y plano aparece un volumen de material translúcido e iluminación que utiliza LEDs y que sirve de alumbrado público. La alimentación proviene de una batería conectada a un panel solar, lo que permite la posible integración de conexión a internet (WiFi) o puntos de carga para teléfonos móviles.

El proyecto TranSIT, muy bien documentado, aborda el tema con una particular mirada del Design Thinking y la Innovación, una metodología desarrollada en 2011 por los holandeses Paul Hekkert y Matthijs van Dijk de la Universidad TU Delft, conocida como  Vision in Product Design (ViP).

…………………………………………………

Información

Michael Oechsle
www.behance.net/moechsle