products2
El estado venezolano apostó en 2008 al diseño internacional con la adquisición de 600.000 bombonas para gas licuado, para substituir así los conocidos cilindros metálicos por estos modelos plásticos. El THE COMPOSITE GAS BOTTLE es fabricado por la empresa noruega Ragasco y distribuida por la firma británica BP. Este producto ganó en 2007 el premio de la PMMDA (Polymer Machinery Manufactures and Distributors Association).

Se trata de un envase que presenta algunas características dentro del concepto de user – friendly  como son: la reducción del peso,  la visualización del nivel de contenido y el uso de materiales anti-corrosivos y anti-explosivos. Estos envases elaborados en Noruega pesan apenas 5,4 Kg vacíos, mientras que los tradicionalmente usados y faricados en metal superaban los 10 Kg., limitando su transporte y manipulación.

El uso extensivo de bombonas de gas por la población venezolana dejaba muy clara la necesidad de hacer una intervención en el diseño de estos productos. Por supuesto que esta intervención podía ser con la compra y distribución nacional de un producto que pudiera resolver los terribles problemas de manipulación y transporte de las bombonas tradicionales.

Algunas preguntas conectadas con el diseño industrial surgen de esta constatación: ¿No pudo, la estatal de petroleos venezolana, contratar el diseño y desarrollo de este producto en Venezuela?. ¿La selección de esta nueva bombona estuvo asesorada por técnicos en diseño o se trató de una procura en términos de precios en el mercado internacional?. Productos como este podrían perfectamente ser desarrollados en el país, mucho más cuando la principal industria podría capitalizar los beneficios del diseño industrial.