Nadie dijo que era fácil. De la producción de ideas hasta su concreción en productos, que finalmente hagan parte de las costumbres de la gente, hay un camino muy largo. El diseño industrial es solamente una parte del complejo proceso del desarrollo de productos.

El proyecto xTool, un banquito que forma parte de un sistema desarmable de asientos para la casa, desarrollado por los arquitectos venezolanos Mateo Pintó y Carolina Cisneros, se ha movido en diferentes escenarios de visibilidad, al mismo tiempo que se desarrollan los detalles del objeto y se continua pensando en el crecimiento de un sistema mucho más robusto, cada vez más interesante. En muy corto tiempo, el proyecto ha estado presente en la exposición de la Bienal Iberoamericana de Diseño 2012 en Madrid, que cerró recientemente. También participó del la exposición virtual NoMATERIA, que finalmente tuvo su expresión física en el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez en Caracas y ahora en el Salone Satellite de Milán.

La estructura reticulada del techo de la Feria, diseñada por el arquitecto italiano Massimiliano Fuksas

Desde el agitado movimiento de diseño en la Feria Internacional del Mueble de Milán 2013 (Salone Internazionale del Mobile de Milán) y en los espacios del Salone Satellite, tenemos noticias de estos venezolanos que nos cuentan algunas cosas de su participación en el evento.

El Stand de xTool: Mateo Pintó y Carolina Cisneros de Combo Colab

“Han sido dias largos e intensos y no hemos tenido mucho tiempo de escribir. Entre estar todo el día de pie en el Stand, desde las 9:30 hasta las 6:30 y luego salir de la Feria, con el río de gente, a tomar el autobús y el metro hasta llegar como zombies a los mil y un millón de eventos en el centro de Milán, las baterias llegan a menos cero al final del día. Solo quieres sentarte tomar vino y comer”, nos cuenta Mateo luego de varios días de trajín.

¿Qué tal ha sido la experiencia?
Estamos muy contentos de haber hecho el esfuerzo y la inversión de venir al Satellite y mostrar el producto en uno de los salones mas importantes del mundo. Nunca nos imaginamos la escala y magnitud de una Feria de Diseño que toma la ciudad por completo y más. Quizas abuso de diseño… después de los dos primeros días no quieres ver ni una silla o lámpara más. Es abrumador!. Esta es la perspectiva desde adentro, donde la presentación del producto se convierte en trabajo y rutina de expositor.

Carolina Cisneros de Combo Colab en plena explicación del trabajo a la gente que pasa por el Stand

Cuéntanos un poco, ¿cómo llegaron hasta el Salón?
La idea de participar en el Salon Satellite nos la dieron en Venezuela, cuando llevamos algunos banquitos para los amigos que nos apoyaron en la campana de Kickstarter. Una amiga que vive en Milán nos dio el correo de Marva Griffin, la venezolana que creó el Salón Satélite en 1998, y nos dijo que le enviarmos la información y fotos del producto, que seguramente le encantaría y nos daría una mano por ser Venezolanos. Además, ya teníamos el producto, no era solo un  un prototipo. Luego de aceptarnos, nos enviaron toda la información, planillas y demás. Asi como los costos de participación, que distan de ser accesibles para jóvenes diseñadores, especialmente proveniente de países fuera de Europa. Muchos cuentan con el apoyo de sus países, para el pago del Stand y el transporte de las piezas, como el caso de Chile, que este año con más espacio muestran un colectivo de diseñadores. Diseñadores que se juntan y comparten el Stand. Pero, si entendimos que era ahora o nunca, y que teníamos que tomar el riesgo y la oportunidad de estar acá, por nosotros y por nuestro producto. Montarnos el paquete completo y lanzar los dados, para así poder comprobar desde acá las virtudes y debilidades del proyecto.

Muy cerca, el Stand del colectivo de diseñadores de Chile

¿Que esperan que ocurra después de Milán?
No lo sabemos, pero algo bueno va a salir de aquí. Sabemos que, produciendo desde los Estados Unidos, es dificil comercializar el xTool por el volumen que ocupa el producto empacado. Pero la idea es exportable completamente. Podríamos conseguir producciones locales, con cajones locales y nuevas series. Como el Xtool Berlin! No lo sabemos!

Seguramente que llevarnos la experiencia y satisfacción de haber mostrado el xTool en una de las Ferias de Diseño más visitadas del mundo. Encontrar acceso a las distintas publicaciones Europeas de diseño y poder tener mayor visibilidad, así como nuevos medios para comercializarlo. Entender y establecer nuevas estrategias de manufactura y/o distribución. Llevarnos la mirada de un público ávido de diseño, nuevas ideas y muy crítico. Encontrar nuevos contactos con tiendas, particulares y/o grandes distribuidores también es otro objetivo.


¿Alguna modificación de la que mostramos en NoMATERIA?
Básicamente es el mismo producto con un accesorio tipo un “pad” o cojín de fieltro, adaptable a la tapa para mayor comodidad al sentarse y diferenciación en el uso de un banquito a una mesita axiliar.

¿Cómo han estado las ventas? ¿Ha servido la plataforma de PayPal para la comercialización?
Por ahora ha funcionado para la salida del xTool, pero han sido pocas órdenes. Esperamos establecer contactos con tiendas y/o tener una plata forma web que permita una venta más automatizada.

¿Cómo estuvo toda la mecánica del montaje?. ¿Qué tal el ambiente general en la Feria?
El montaje fue duro porque llegamos el día antes y no todo estaba funcionando. Aunque veníamos muy bien ‘dateados’ por nuestra amiga la diseñadora Anabella Giorgi,  (quien participó junto a María Antonia Godigna y Rodolfo Agrella en la edición pasada del Salón) el montaje fue intenso y medio caótico. Carolina llegó sola con dos cajas grandes, más unas maletas llenas con 8 xTools.

En el aeropuerto los buses a la Feria no estaban todavía activos y la mafia de autobuseros italianos juegan a la confusión. Desde ahí comenzó la odisea para llegar al recinto ferial que parece una ciudad misma. Es casi como una Expo Universal o 500 poliedros y ni un carrito para transportar tus cosas. Por más encantos femeninos y astucia latina de Carolina, le tocó caminar ida y vuelta toda la expo para traer cada caja. Luego, dentro del Satellite, ya encontró más ayuda y consuelo de ver a otros en la misma. En fin, pagas si o si la novatada!

El ambiente dentro del recinto ferial. Fotos: Mateo Pintó y Carolina Cisneros

Que dice la gente y los más importante ¿se han acercado personas con posibles alianzas o comercialización?
La gente se sonríe, vuelve a mirar y se quedan pensando: Huummm la cajita acá en Milán es rectangular, en Korea es de cerveza. Así cada uno hace su ejercicio de diseño y dice: uuuy ¿cómo no lo hice antes? o ¿será que lo aplicamos con nuestras cajitas?. Si cobrá,ramos por fotos ya hubiesemos pagado el Stand tres veces. La gente ve a través de la cámara de su celular y no con sus ojos. Luego, hay otros que se acercan, les encanta el producto, su flexibilidad y la manera de afrontar el diseño. Te das cuenta que en la mayoría de los casos el público cautivo se parece también a cada diseñador.

Hemos tenido de todo: interesados, particulares y diseñadores, académicos, gente con pequeñas tiendas o interesados en que nos sumemos a colectivos de diseñadores con líneas similares. Interesados que ya tienen distribucion desde EU. Así como gente que te da nuevas ideas y aplicaciones por que les encanta el producto.
…………………………………………………

Información

Combo Colab – Mateo Pintó y Carolina Cisneros
www.combocolab.com

xTool: producto y emprendimiento de diseñadores venezolanos en NY

…………………………………………………

Salone Satellite

El Salone Satellite fue creado en 1998 con el propósito expreso de reunir, en un mismo lugar, los diseñadores jóvenes más prometedores de todo el mundo, con la gente de negocios más importante, igual que con los ‘cazatalentos’ que se en en Milán para visitar o exponer en el Salone. El Satellite se convirtió en un observatorio internacional de la creatividad de los jóvenes, de los giovani designers. Muchos de los trabajos presentados como prototipos en las 14 ediciones anteriores han entrado en producción y muchos de los diseñadores participantes se han convertido en figuras importantes en el mundo del diseño y la arquitectura.

Cada año, 700 jóvenes diseñadores y estudiantes de las escuelas de diseño y universidades más prestigiosas  exhiben e intercambiar ideas en esta gran vitrina del diseño. Las propuestas que participan del Salone son revisadas y evaluadas por un Comité de Selección, con el mismo rigor que evalúa los productos y proyectos de los profesionales más prestigiosos en el mundo.