En el reciente Detroit Auto Show, en enero de 2010, Ford anunció su nuevo producto MyFord TouchTM, un robusto sistema electrónico de apoyo a decisión (SAD) basado en la tecnología del GPS.

Esta tecnología y los productos que surgen de ella no son nuevos. Actualmente muchas marcas ofrecen en el mercado sistemas portátiles de GPS con bases de datos e interfaces cada vez más sofisticadas y con mayor precisión. La novedad en este sistema, que presenta Ford, es la posibilidad de su completa integración en la consola de los vehículos.

Estos dispositivos son definitivamente una de las soluciones para el control en el uso del combustible y la eficiencia de los motores de combustión: la posibilidad de monitorear la actividad del consumo. El software ecoRoute que utiliza, también utilizado por otras empresas, posibilita al conductor del vehículo seleccionar la ruta más eco-eficiente para llegar a su destino.

Una vez más aparecen las nuevas, y no tan nuevas, capacidades de los diseñadores de interfaces, para desarrollar sistemas con mejor legibilidad y manejo más intuitivo.

vía Auto Channel