Serie Loros. Ilustraciones de la diseñadora gráfica y especialista en ilustración científica, la venezolana y buena amiga Mercedes “Tita” Madriz.

Hace algunos días revisamos el artículo de Maria Popova, en su fantástico Blog Brain Pickings, “How Bird Wings Work” (Como funcionan las alas de los pájaros). La nota hace referencia a dos materiales muy interesantes, especialmente para los interesados en el estudio de la naturaleza, su comprensión y análisis, en la búsqueda de analogías biológicas o referentes naturales para el diseño (Biomimética).

El primero se trata de un Video producido por la gente de Smarter Every Day, donde su anfitrión Destin explica el importante papel de las plumas en el vuelo de las aves.

La segunda referencia es sobre el libro Feathers: The Evolution of a Natural Miracle (Plumas: La Evolución de un Milagro Natural) escrito por el biólogo y conservacionista norteamericano Thor Hanson. En ese bellísimo libro publicado recientemente el Dr. Hanson analiza con detalle algunos de los fenómenos naturales como la evolución en la escala de los animales y sus relaciones estéticas, funcionales y culturales, pero con un énfasis muy particular en el estudio de las plumas de las aves.

El libro además de haber recibido algunos reconocimientos científicos por la calidad del contenido, también recibió algunos premios por el diseño de la portada, un trabajo de la diseñadora Nicole Caputo.

Feathers: The Evolution of a Natural Miracle

Entre muchas referencias sobre este asunto, la série de documentales Life (vida) producidos por el británico David Attenborough de la BBC, son un material importante en la divulgación del mundo natural. En este video, The Life of Birds: The Mastery of Flight, el autor hace un recorrido minucioso sobre algunos aspectos en el vuelos de las aves. Son 49 minutos sobre técnicas de vuelo, descripciones y acercamientos.

El vuelo de las aves ha sido siempre fuente de inspiración, referencia y estudio. Es vasto el material y conocimiento referido al tema del vuelo. En la Mitología Griega, el Laberinto de Creta es el escenario para una de las primeras conexiones con el vuelo, donde Dédalo diseña y construye unas alas para su hijo Ícaro. Esta fascinante historia del “hombre alado” inspiró a Eilmer de Malmesbury, un monje benedictino de una abadía en Inglaterra, quien en el siglo XI se lanzó de una torre con unas alas improvisadas y logró volar 200 mts. En el renacimiento, el gran Leonardo Da Vinci (1452 – 1519) se considera el precursor de muchas máquinas modernas y especialmente del estudio del fenómeno del vuelo. Pero es solamente en el siglo XX cuando el hombre consigue poner una máquina a volar: 100 años completos dedicados al perfeccionamiento del vuelo.