Las Bibliotecas Libres o las Little Free Libraries son un movimiento comunitario en los Estados Unidos y en todo el mundo que ofrece libros gratis colocados en pequeños contenedores para los miembros de la comunidad local. También se les conoce como los intercambios comunitarios de libros, puestos de comercio de libros, bibliotecas pop-up y NOOXNeighborhood Book Exchanges  (Intercambio Comunitario de Libros).

Este año, la organización dedicada al avance de la arquitectura The Architectural League se asoció con la gente del Festival Internacional de Literatura Pen World Voices, para traer a  la ciudad de  Nueva York esta pequeña biblioteca libre, la Little Free Library. Un proyecto lanzado recientemente en el marco del Festival IDEAS CITY.

Diez equipos de diseño fueron distinguidos para desarrollar el proyecto e instalar los prototipos en 10 diferentes lugares de Manhattan. El grupo de Stereotank, formado por los arquitectos venezolanos Marcelo Ertorteguy y Sara Valente fue seleccionado para diseñar una de estas pequeñas bibliotecas libres en la Old School Catedral de San Patricio, ubicada en una zona llamada Nolita (NoLIta – North of Little Italy). En la propuesta de Stereotank  hay una idea de vivir el objeto, de visitarlo por dentro. Una estructura construida con un depósito de plástico invertido, suspendido en cuatro patas de madera. Las perforaciones alrededor del tanque permiten a los visitantes mirar hacia dentro y fisgonear el interior. Una especie de nave espacial casera, tranquila y amigable que invita a pasar por debajo y descubrir la colección de libros, sin perder la conexión con el exterior.

Marcelo y Sara se graduaron en la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela en 2005 y enseguida se vinieron a la ciudad de Nueva York. En 2007, se recibieron, con honores, en el Master of Science en Advanced Architectural Design de la Universidad de  Columbia. Desde entonces han estado desarrollando interesantes proyectos para la ciudad, en esa intersección entre el arte, el diseño y la arquitectura. La semana pasada fuimos a visitar los proyectos en la ciudad y luego conversamos con Marcelo y Sara, que nos cuentan un poco sobre este último trabajo.

¿Cómo fue el proceso para la selección?

La Architectural League hizo una convocatoria de propuestas ( RFQ – Request for Qualifications) por la cual recibieron más de 80 proyectos. 10 fueron seleccionados, donde figuraron tanto oficinas establecidas como diseñadores emergentes. Los seleccionados fueron: Cevan Castle; The Irwin S. Chanin School of Architecture’s Design III studio; Davies Tang + Toews; Shannon Harvey, Adam Michaels y Levi Murphy; studio point 0; stpmj; Matter Practice; Chat Travieso; Mark Rakatansky Studio y Stereotank . Todas las propuestas fueron conceptualmente bien interesantes. Al ver su realización nos dimos cuenta que la mayoría fueron muy bien construidas, pero nos sorprendió como algunas no plantearon el tema del agua, dejando los libros casi a la intemperie.

¿Cómo surgió la idea de esa forma?

Nos interesa trabajar reciclando materiales. Pero nos interesa aun más dar nuevas funciones a objetos existentes. Cuando empezamos la búsqueda de un objeto que no solo albergara y protegiera los libros de la lluvia, sino que además pudiera ser habitable por el usuario, nos dimos cuenta que el tanque plástico (objeto con el cual hemos trabajado en proyectos anteriores) resolvía perfectamente la función. El resto fue solo diseñar como suspenderlo para hacerlo accesible.


¿Cómo fue el cronograma?

Super corto. Una vez dados los resultados de los seleccionados, se hizo una reunión para la presentación del equipo, cronograma y ubicación. Nos informaron que en un mes tenía que estar diseñado, aprobado, construido e instalado, con un presupuesto de $1,000. El pasado 4 de Mayo fue el día de la instalación. Las fechas fueron apretadas pero el concepto ya estaba claro desde el principio y habiendo sido aprobado rápidamente, pudimos empezar la búsqueda de materiales muy pronto. Los días hábiles de construcción fueron solo 4 o 5.

¿Qué alcance tendrá ese proyecto? Sabemos que el movimiento Free Library tiene mucha fuerza. ¿Se espera que reproduzcan el proyecto en otros lugares?

Parte del trato con la Architectural League fue que, además de diseñar y construir el Library, había que entregar los planos del proyecto para ser publicados en su página web y estar a la disposición de cualquiera que quiera reproducirlo.

Nos gustan los proyectos de ‘micro arquitectura’ y artefactos en espacios públicos. ¿Cómo ven las oportunidades de este tipo de proyectos aquí en NY y en Caracas?

El vandalismo es un mal inevitable que amenaza a las instalaciones en el espacio público. Nueva York ha evolucionado muy rápido en los últimos 30 años, pero nunca falta un loco que amanezca con ganas de destrozar algo. En Venezuela sabemos que locos tampoco faltan, pero más que por “maldad”, también serían una amenaza por “necesidad”. Esto no nos quita las ganas de seguir diseñando para el espacio público, todo lo contrario, es un parámetro al cual le dedicamos mucha atención. Quizás, inconscientemente, es una de las razones por las que nos interesa construir con objetos “baratos” de uso cotidiano, para generar conciencia y hacer reflexionar al usuario sobre el hecho que la realización de una buena idea no necesariamente tiene que ser costosa. Por otro lado, hay ciudades mas dispuestas que otras a invertir en arte público. NY es una ciudad con múltiples organizaciones que invierten y apoyan a diseñadores y artistas. En Caracas los parques de bolsillo son un buen ejemplo del tipo de iniciativa que enriquece a la ciudad, además generan la oportunidad para instalaciones y arte urbano.

¿En qué tipo de proyecto les gustaría participar, aquí o en cualquier otra ciudad?

En cualquier proyecto donde la creatividad este dentro de los parámetros principales. Nos encanta re-inventar la rueda, proyectos relacionados con la cultura y la ciudad, con lo educativo y lo lúdico. El sonido es un tema al que siempre recurrimos, nos interesa explorarlo como otra dimensión de lo material. Nos interesan las máquinas y los mecanismos, no solo por la función que puedan tener, sino también por el efecto sobre la gente. Nos interesa la escala del artefacto, lo habitable u operable a escala humana.

Los arquitectos Marcelo Ertorteguy y Sara Valente de Stereotank

Los 10 prototipos estarán instalados hasta septiembre de 2013. Será una prueba para conocer si el diseño soporta el roce de la ciudad. Aquí en Little Free Library/NYC, pueden conocer los detalles de cada una de las propuestas, con fotos de la instalación y un mapa de ubicación en la ciudad.

Las diez propuestas para las Little Free Library

La idea del intercambio de libros para la gente no es nueva. Se conocen miles de historias sobre compartir libros en pequeños contenedores y dispositivos con diferentes formatos. Desde simples maletas de viajero, hasta aparejos colocados sobre burros que llevan libros a lugares remotos. En el estado de North Carolina, hacia la década de los veinte, surgió un proyecto de llevar libros en un pequeño camión donde la gente podía simplemente leerlos y devolverlos. Desde 1929 el Sistema de Librerías Públicas de un conocido Municipio de ese estado, el Davidson County, han colocado al servicio de la comunidad los llamados Camiones de Libros (Book Mobile)

En los años ochenta, el Alcalde de la ciudad de Curitiba en Brasil el Arq. Jaime Lerner instaló un proyecto de bibliotecas públicas compartidas llamado Los Faros de Alejandría. Se trataba de una pequeña construcción en forma de faro usada como sede de la biblioteca de la escuela. Colocado en alguna esquina de la institución, abría las puertas hacia el exterior compartiendo la biblioteca con la comunidad.

Esta iniciativa de utilizar diseño como estrategia para el movimiento global de las Little Free Library, plantea no solamente la vital promoción de la lectura en las ciudades, pero también un importante espacio de trabajo para diseñadores. Emergen los nuevos paradigmas del  proyecto en las ideas del “hágalo usted mismo”  (DIY Do It Yourself) o en el Open Design. Poderosas herramientas para la democratización del diseño. Objetos y productos que la gente usa, pero que también tiene la posibilidad de construir.

…………………………………………………

Información

Stereotank 
www.stereotank.com

The Architectural League
www.archleague.org

Little Free Library
www.littlefreelibrary.org