Cada día surgen nuevas oportunidades en esa enorme frontera entre el diseño industrial y la moda. El diseño de las piezas de vestir que nace de la propuesta de nuevos materiales, de los nuevos usos. En las costumbres que marcan las épocas, los grupos y lugares aparecen los artefactos que se utilizan para vestir. Así, la indumentaria propone interesantes espacios para las respuestas de diseño, para la innovación.

El diseñador industrial venezolano y buen amigo Juan Carlos Viso, quien reside hace mucho años en Milán, junto a Bryan Capriles y Oscar Solorzano, cada uno con diferentes especialidades y unidos por la pasión por las buenas olas, abrieron el estudio de diseño en Santa Cruz, California, uno de los legendarios lugares del surfing en la costa oeste de USA. Este grupo, con Viso entre Milán y Santa Cruz cuidando de los aspectos de diseño, están lanzando en la plataforma de financiación Kickstarter una especial pieza de indumentaria llamada Mavari.

El Mavari es una chaqueta / manto (cloak) reversible. Una especie de capa “concebida como un prenda que se utiliza cuando se termina una sesión (after session garment) para cualquier entusiasta de los deportes acuáticos que, al salir del agua, lo acompañe en ciudad”.

“Con el Mavari, además de las obvias razones funcionales, queremos explorar nuevas posibilidades en el modo de uso de una prenda de vestir, apoyándonos en el uso de la tecnología y tratando de ser lo más eficiente posible, tanto en producto como en las operaciones”, comenta Viso.

Siendo un manto, puede ser usado durante todo el año como un ‘sobretodo’ o como capa externa de resguardo. No tiene mangas, es como un poncho: cómodo de quitar y poner. “La interacción con esta pieza se basa en la fluidez, una palabra clave en la práctica del surfing”, nos comenta Juan Carlos.

El Mavari, que según el diseñador será producido totalmente en California, utiliza un material llamado Mavari Skin, desarrollado por este grupo y en proceso de patente. Una tela de triple capa, “Mavari es el resultado de un largo proceso, años de trabajo y experimentación”, nos explica Juan Carlos.

El Mavari Code es otra peculiaridad del producto y dicatará de alguna manera como  será difundido: “desde las tendencias hasta un comportamiento orgánico”. Las piezas portan un código QR que, no solamente está conectado con una estrategia de mercadeo y comercialización basada en descuentos, sino que se crea un vínculo directo con la gente.  “La intención es justamente optimizar servicios y promover la participación colectiva, de manera que podamos tener información para mejorar los productos y ser mas eficientes en las operaciones”.

No es la primera vez que Juan Carlos Viso ha participado en el diseño de productos dentro del entorno del surfing. Hace más de 10 años ganó un concurso con la silla-mecedora Rookie, fabricada con espuma y resina, materiales y procesos utilizados en la fabricación de tablas de surfing.

Les deseamos mucha suerte a la gente de Mavari Code en este emprendimiento, donde hay un cuidado y compromiso en la manufactura de las piezas, al mismo tiempo que una clara estrategia de crecimiento como modelo de negocio.

…………………………………………………

Información

Mavari Studio
www.mavaricode.com