Actualmente, los indicadores del ambiente son tan importantes para la gente, como los valores que miden el desarrollo social y económico. Para muchos, estos parámetros que ofrecen información sobre los diferentes fenómenos ambientales tienen una gran influencia en los estilos de vida.

Una de estas variables tiene que ver con la búsqueda de productos libres completamente químicos. El gran negocio de los productos orgánicos surgió a partir de premisas válidas: alimentos que han sido tratados correctamente, sin pesticidas ni fertilizantes sintéticos. Lo cierto es que las personas únicamente pueden confiar en lo que dice el empaque con etiqueta de producto orgánico que pone el fabricante o el vendedor.

El año pasado, un emprendimiento ruso desarrolló esta familia de dispositivos llamada Lapka™ PEM (Personal Environment Monitor). Estos accesorios para iPhone, con su aplicación, son un “monitor de entorno personal” que funcionan, en el caso de los alimentos orgánicos, como un detector de mentiras para los empaques de los alimentos que afirman que la comida es saludable. Lapka™ PEM tiene un sensor que detecta la concentración de nitratos, sustancias químicas presentes en los fertilizantes no orgánicos.

Lapka™ PEM se conecta al teléfono para medir, recopilar y analizar las cualidades ocultas del entorno, con sensores muy precisos que responden al mundo invisible de las partículas, iones, moléculas y ondas. La familia la conforman cuatro pequeños dispositivos que pueden medir no solamente el nivel de ‘organicidad’ en los alimentos, pero también la radiación o presencia de partículas radioactivas, campos electromagnéticos generados por dispositivos eléctricos y electrónicos y la humedad relativa del ambiente.

Sensores para medir la presencia de campos electromagnéticos y humedad.

Componentes con íconos para medir la radiación y la ‘organicidad’ de los alimentos.

Para Vadik Marmeladov, Director Creativo de Lapka™ , este es un producto personal para el cuidado de la salud y el ambiente que explora la idea del talismán personal como estrategia de diseño.

Aunque estos pequeños accesorios híbridos, fabricados en madera y marfil, encuentran definitivamente  una oportunidad para el diseño de nuevos productos y estamos seguros que se trata de una solución preliminar a la incorporación definitiva de sensores en los teléfonos móviles. Por un lado, así como ocurre en el caso de la movilidad, las soluciones deberían ser colectivas y no personales para evitar la ‘sobrepoblación’ de artefactos. Al mismo tiempo, no pasará mucho tiempo para que productos como este dejen ser productos separados y estén integrados en un solo objeto, como ocurrió con el teléfono y las agendas electrónicas en la década de los 90′.

…………………………………………………

Información

Lapka™ 
mylapka.com